Se acabó tener que cruzar el charco para vivir una experiencia gourmet submarina. Under (under.no), que, además de traducirse como debajo en inglés, significa maravilla en escandinavo, es precisamente eso, una maravilla arquitectónica donde se puede comer mientras se observa la fauna marina que habita en las frías aguas del océano Atlántico.

Ivar-Kvaal4VER GALERÍA

Es en el pueblo noruego de Båly donde el estudio de arquitectura Snøhetta ha creado este curioso edificio que se introduce 5 metros bajo el agua y que cuenta con tres niveles. El primero –todavía por encima del mar– acoge el vestíbulo y el guardarropa; el segundo, el bar de champán, mientras que el tercero es el restaurante en sí, un espacio con capacidad para 40 comensales y un gran ventanal de 11 metros de ancho por 3 de alto.

Inger-Marie-Grini-Bo-Bedre-NorgeVER GALERÍA

Ivar-KvaalVER GALERÍA

En sus cocinas, el chef Nicolai Ellitsgaard prepara hasta tres menús degustación con productos locales frescos de primera calidad. El menú Inmersión, por unos 235 €, el maridaje de vinos, alrededor de 150 €, y de jugos, por unos 90 €.

Stian-BrochVER GALERÍA

Además, por su cercanía con el mar y por sus innovadoras instalaciones, el espacio también va a ser utilizado como centro de investigación del ecosistema marino noruego. Para completar la experiencia gastronómica, toda una clase de ciencia gracias a los paneles que cuelgan de sus paredes relacionados con la biodiversidad marina y la costa del país.

Lindesnes_under_water_MIR_SnohettaVER GALERÍA

Más sobre

Read more