ruta-ourense-verin-monterrei-carnavales

Ruta en coche por la desconocida Ourense y, si te animas, vivir su carnaval más famoso

A Verín se la conoce por el país del entroido, el carnaval gallego más famoso. Pero la comarca a la que da nombre da para mucho más, porque es también la tierra de los manantiales y las aguas termales, de la Ruta de la Plata y del buen vino de Monterrei, y además un perfecto punto de partida para perderse en los abruptos paisajes del Parque Natural O Invernadeiro. Una escapada perfecta para un fin de semana.

by JAVIER CARRIÓN

Para degustar este rincón orensano, entrada a Galicia por la meseta o por el norte de Portugal, lo más conveniente es recorrer, primero, la ruta histórica, aquella que lleva al corazón de la comarca, por Monterrei y Verín. 

PRIMERA PARADA: MONTERREI

Monterrei guarda numerosas joyas arquitectónicas, como la iglesia de San Salvador de Vilaza, reconocible por su reloj de sol en la portada sur, o la de Santa María de Gracia, la más interesante, con una imagen en su interior de la Virgen embarazada rodeada de vieiras, como símbolo del Camino de Santiago que recorría estas tierras. El castillo de Monterrei es, sin embargo, su el que acapara casi toda la atención, porque es una de las fortalezas más bellas y mejor conservadas de Galicia. El conjunto monumental acoge aún entre sus muros un palacio renacentista, la torre del homenaje, la torre de las Damas, la iglesia gótica de Santa María y los restos del hospital de los peregrinos.

SEGUNDA PARADA: VERÍN

A 5 kilómetros de Monterrei, por la N-525, está Verín, que tiene el honor de haber contado con la primera imprenta instalada en Galicia, poco después de su invención en el siglo XVI. De la importancia que tuvo como centro cultural y económico en otro tiempo ha quedado como testigo su antiguo recinto amurallado, casi desaparecido, de dos kilómetros de perímetro, con once baluartes y foso para ser inundado por el río. Verín también es famoso por sus aguas termales, indicadas para afecciones renales, hepáticas y digestivas y para tratamientos diuréticos. Del decimonónico hotel-balneario de Aguas de Sousas solo queda un quiosco, en cuyo interior está la fuente a la que se acude para realizar curas de agua. Sus aguas ahora se comercializan embotelladas como agua mineral natural. 

TERCERA PARADA: PROBAR LOS VINOS DE MONTERREI

Conduciendo por el valle de Monterrei, regado por el río Támega, por el que transcurre esta ruta se ven las grandes extensiones de viñedos de uvas blancas y tintas que, bajo la DO Monterrei, dan origen a vinos color púrpura o rojo cereza con aromas a frutas del bosque y otros caldos amarillos dorados de gran intensidad aromática. Después, para probar estos excelentes vinos hay que detenerse en alguna de sus numerosas bodegas, como Gargalo (propiedad de Roberto Verino) o Crego e Monaguillo (cregoemonaguillo), ambas visitables, y si es verano, además asistir a la Feira do Viño de Monterrei.

CUARTA PARADA: LA NATURALEZA DE INVERNADEIRO

Viajando hacia el este de la comarca por la OU-114 se alcanza de sus mayores atractivos naturales: el Parque Natural O Invernadeiro. Un territorio despoblado, con verdes y ondulantes montañas y abruptos paisajes rocosos, en el que el lobo, el jabalí, la marta y el águila real campan a sus anchas. Solo 30 personas lo pueden visitar diariamente y se necesita un permiso de acceso al mismo por Medio Ambiente, gestionado por el Servicio de Conservación de la Naturaleza de Ourense [tel. 988 38 63 76/ 988 38 60 29]. Para los más jóvenes se recomienda una visita al Aula de la Naturaleza de Ribeira Grande, donde se brindan actividades coordinadas por monitores. El mejor acceso a este espacio protegido desde Verín es a través de Campobecerros, y una vez en él es posible recorrer las sierras del Macizo Central, con sus viejas montañas galaicas que superan los 1.500 metros, partiendo desde A Pobra de Trives y ascendiendo a la estación de esquí de Manzaneda.

Y LUEGO…. DE CARNAVAL

Para disfrutar del Carnaval, que aquí llaman Entroido, hay dos lugares en el concejo imprescindibles: Laza o el propio Verín. En el primero, el personaje central es el peliqueiro, quien recorre las calles bailando y corriendo con una chaqueta corta y las clásicas máscaras cubiertas con piel de gato o de cordero, al tiempo que hace sonar los cencerros que cuelgan de su cintura. En Verín manda el cigarrón, utilizando también un látigo en su camino por las calles de la ciudad.

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar

Verín está muy bien comunicada con el resto de Galicia a través de la autovía de las Rías Baixas que se dirige a Madrid. El aeropuerto más cercano es el de Vigo, a 158 kms.

Dónde dormir

En Monterrei y muy cerca del castillo está el Parador de Verín (parador.es), con excelentes vistas al valle y a la fortaleza desde sus 12 cómodas habitaciones. También en Vilavella, en el hotel & spa Vilavella (hotelspavilavella.es], un cuatro estrellas ubicado en una antigua casa rural con 26 modernas habitaciones modernas. Y en Vilaza, buena opción es O Retiro do Conde (oretirodoconde.com], un pazo restaurado del siglo XVII con solo cuatro habitaciones y dos suites que conserva el sabor de lo antiguo pero sin renunciar a las actuales comodidades. 

Dónde comer 

Enxebre, el restaurante del parador de Monterrei, brinda una experiencia gastronómica deliciosa, con platos estrella como la merluza a la gallega, las vieiras al horno o el pulpo a feira. Dos buenas propuestas en Verín son las de Casa Manola (casamanola.es], un mesón familiar especializado en carnes y productos de la región y A Casa do Pulpo (acasadopulpo.es), cocina tradicional gallega entre paredes de piedra, enormes caldeiros y mesas y bancos corridos de madera.

También puedes leer:

Rincones de Galicia de los que a lo mejor no has oído hablar

Once pueblos de Galicia que son bonitos a rabiar

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie