Los 12 rincones más bonitos de la costa de Almería donde apostarse frente al mar

by hola.com

Desde las más conocidas de Los Genoveses, Monsúl o El Playazo de Rodalquilar, a las aguas salvajes de Los Muertos o la más secreta cala de Enmedio, en Agua Amarga, o vírgenes, como la de Punta Entinas Sabinar, sin olvidar la estampa de uno de los mejores atardeceres desde el faro de Cabo de Gata. Porque se acerca el verano y apetece estar cerca del mar. Almería apetece.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

PLAYA DE LOS GENOVESES
La más espectacular de las playas del parque natural de Cabo de Gata-Níjar queda próxima al pueblo de San José. Sus más de mil metros de longitud, su arena fina y dorada y su naturalidad conforman una de las mejores playas vírgenes de España.

 

AGUA AMARGA
Agua Amarga es el pueblo más deseado de la costa almeriense, con sus hoteles-cortijo, clubes de hípica y buceo, tiendecitas y otras delicadezas que hubieran resultado incomprensibles para los cuatro pescadores que vivían antaño en esta antigua aldea dedicada a la almadrada y de la que hoy quedan unas cuantas calles y costanillas bien conservadas en el centro y las barcas varadas en la playa del pueblo.

 

PLAYA DE LAS SALINAS
Próxima al pequeño poblado de la Almadraba de Monteleva, esta amplísima y larga playa de más de cinco kilómetros de arena blanca debe su nombre a las salinas que están junto a ella. Es la más grande del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, y a mitad de su extensión es posible contemplar la iglesia de las Salinas, icono del lugar.

 

CALA DE ENMEDIO
Mucho menos conocida y frecuentada que otras calas salvajes del parque natural Cabo de Gata-Níjar, esta pequeña ensenada a la que se accede media hora caminando desde el pueblo de Agua Amarga hechiza por sus arenas y rocas blanquísimas, que sacan a relucir los colores más llamativos de la paleta marina: turquesa, esmeralda, verde botella... En sus aguas resulta obligado ponerse unas gafas y lanzarse a bucear.

 

ISLETA DEL MORO
La aldea de sabor más marinero de la comarca, con su blanco caserío relumbrando sobre un fondo de palmeras, tiene una playa con barcas varadas en la orilla en la que los protagonistas sus dos grandes peñotes gemelos llenos de gaviotas, de los cuales uno queda parcialmente separado, lo que le otorga su singular imagen que simula una isla.

 

EL PLAYAZO
Esta playa del pueblo de Rodalquilar tiene poco más de 400 metros de extensión, pero su arena fina y sus aguas tranquilas la convierten en un lugar ideal para familias. Además de regalar una bonita postal, con el castillo de San Ramón junto a ella, sus fondos marinos son un verdadero lujo para los aficionados al submarinismo.

 

LAS NEGRAS
Pegada al pueblo pesquero del mismo nombre, la playa de Las Negras debe su nombre a la gran cantidad de piedrecitas de este color que se entremezclan con su arena y a los cerros y acantilados de roca oscura que denotan su origen volcánico. Es un paraíso para los amantes del snorkel por sus aguas cristalinas y su vida marina.

 

PLAYA DE MÓNSUL
Es, junto a la de Los Genoveses, una de las más emblemáticas y fotogénicas de Almería, y una de las más solicitadas como plató de rodaje –David Bisbal grabó en ella el videoclip de su exitosa Ave María y Sean Connery pisó su arena en La última cruzada. Poblada por dunas fósiles modeladas por la acción del viento y el agua, desde su arena se puede contemplar la enorme duna y el acantilado volcánico que la rodean y protegen, un singular promontorio rocoso lleno de huecos y recovecos conocido como la Peineta.

 

CALA DE LOS COCEDORES
La última playa de la provincia de Almería en el límite con Murcia es cala Cerrada, aunque todo el mundo la conoce como la cala de los Cocedores, porque a principios de siglo XX se encontraba en ella un cocedor de esparto natural. Tiene forma de media luna y más que playa parece una piscina natural de aguas cristalinas ideal para familias por su ausencia de oleaje.

 

PLAYA DE LOS MUERTOS
Un kilómetro de grava blanca asombrosamente rectilíneo dibuja esta playa salvaje a la que no es fácil acceder, ya que para llegar a ella hay que andar un buen rato por dos caminitos que parten de un aparcamiento situado en la carretera de Carboneras. Sus aguas no son muy tranquilas, por lo que no es la playa aconsejable para ir con niños, de hecho su nombre se debe a la cantidad de cuerpos que iban a parar a sus orillas.

 

FARO DE CABO DE GATA
Rodeado de pequeñas calas y construido sobre un promontorio rocoso en el que antiguamente se alzaba el castillo de San Francisco de Paula y que da paso al arrecife de las Sirenas, este faro que ejerce de guía de los barcos que se adentran en el mar por esta esquina de la península, recibe miles de visitantes cada año buscando uno de los mejores atardeceres de la costa española.

 

PLAYA DE PUNTA ENTINAS SABINAR
En la reserva natural Punta Entinas Sabinar, a medio camino entre Roquetas de Mar y El Ejido, se encuentra esta playa virgen que combina naturaleza y costa a partes iguales. Un rincón único junto al Mediterráneo donde reina la tranquilidad, ya que a ella solo se puede acceder caminando, y con unos fondos marinos de gran interés colonizados por la posidonia oceánica.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie