Florencia, la mejor ciudad de Europa en 2015, en 15 imágenes

Hace poco os contábamos que Florencia había sido elegida, por los lectores de la prestigiosa revista Travel +Leisure, como la mejor ciudad europea en este año. Hoy, os mostramos quince imágenes seleccionadas de sus lugares más emblemáticos que os harán visitarla, si es la primera vez para caer rendidos ante ella y si no, para querer repetir en 2015, 2016, 2017…

by Eva de la Parra

Una mezcla de lo antiguo y lo nuevo, cuna del Renacimiento y centro de últimas tendencias. Una ciudad que rezuma arte por los cuatro costados, en sus calles, en sus plazas, en sus instituciones, pero también en los restaurantes de moda, en los últimos hoteles y en sus galerías de arte contemporáneo que exhiben las vanguardias emergentes. Florencia es perfecta para una escapada de fin de semana, dar un tranquilo paseo a lo largo de sus puentes y rematarlo con un helado artesano en una terraza bastarán para enamorarse de ella, perdidamente.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Panorámica de la ciudad desde la Plaza de Miguel Ángel donde la Catedral es reina y señora sobre cualquier otra construcción gracias a su icónica cúpula construida por Brunelleschi y a su altísimo campanille.  
Aunque el arte es el punto fuerte de la ciudad Florencia hay que disfrutarla en la calle. Sus cafés, terrazas, enotecas o heladerías, son toda una delicia. La plaza del Duomo, en la imagen, es el corazón de la ciudad y está llena de vida a cualquier hora del día. 
Santa María Novella con su magnífica fachada y su no me nos magnífico interior por los frescos que alberga.  
Fuente de Neptuno en la plaza de la Signoria frente al palacio Vecchio. Realizada en el siglo XVI por el escultor renacentista Bartolomeo Ammannati es todo un símbolo de una ciudad en la que nuestros pasos irán recalando, irremediablemente, por fuentes y plazas. La plaza de la Signoria acoge también la Loggia dei Lanzi y la copia del David de Miguel Ángel. 
Escultura del David de Miguel Ángel en la galería de la Academia una de las joyas imprescindibles de la ciudad. Mármol blanco y algo más de cinco metros de altura son el centro de todas las miradas en el segundo museo más visitado detrás de la Galería Uffizi. 
Interior de la basílica de Santa María de las Flores, la insigne Catedral de Florencia. Desde el mirador de su gigantesca cúpula se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad eso sí, después de subirse un buen puñado de escalones. Arriba las vistas son impagables y además podrás disfrutar de cerca de los maravillosos frescos que la decoran. Un consejo, paciencia con las colas sobre todo si la visitas a horas centrales del día y en temporada alta. 
Exterior del Duomo de Florencia, Santa María de las Flores, cuyas paredes están cubiertas de mármoles de colores. El escritor Henry James dijo de esta ciudad 'Todo sobre Florencia parece estar coloreado con un tono violeta suave, como el vino diluido’. 
Ponte Vecchio desde la cara norte del río Arno. Es el más antiguo de los puentes que cruzan el río repleto de turistas a todas horas y de grandes joyerías. Es curioso el corredor Varasiano, sobre las tiendas, que recorre parte del puente llevando desde el Palacio Vecchio hasta el Palacio Pitti.  
Basílica de la Santa Croce en el barrio del mismo nombre. En ella están las monumentales sepulturas de algunos de los grandes hombres del Renacimiento como Miguel Ángel, Galileo Galilei o Maquiavelo. En el barrio es recomendable picotear algo en alguna de sus enotecas. 
La Galería de los Uffizi, ubicada en el Palacio de los Medici, acoge sin duda la mejor la mejor colección de arte renacentista, la auténtica joya de la corona de la ciudad.  
El Baptisterio de San Juan, en la plaza del Duomo, es todo un símbolo de la ciudad. Lo más destacado son sus enormes puertas de bronce tanto la puerta sur, la más antigua, diseñada por Andrea Pisano, como la puerta norte y la este o Puerta del Paraíso, diseñadas por Ghiberti en un alarde absoluto de maestría. 
La Galería Palatina conserva una de las colecciones más importantes de arte del Renacimiento con obras de Rafael, Tiziano, Caravaggio, Rubens, etc., ubicada en el primer piso del Palacio Pitti. 
Jardines Boboli en el Palacio Pitti, una de las mayores zonas verdes de la ciudad y todo un museo al aire libre. Allí estatuas, grutas y fuentes se esparcen por un bello jardín al que habrá que dedicarle unas cuantas horas por su extensión, en una ciudad en la que las zonas verdes no abundan.  
Patio interior rodeado de arcadas del Palacio Vecchio, sede del gobierno de la ciudad. Sus salas son impresionantes y además alberga el Museo dei Ragazzi. 
Panorámica de una de las ciudades más bellas de Italia. Sobre los tejados destacan las siluetas de la Catedral, con la torre de Giotto; la torre de Arnolfo perteneciente al Palacio Vecchio que con sus 94 metros de altura es otro de los emblemas de la ciudad; o la Santa Croce. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie