Perdidos en el paraíso de Fiyi, el elegido por Carlos Felipe y Sofia de Suecia

Una isla totalmente privada, en un resort de lujo y al otro lado del mundo. Cuando uno busca lujo sin ser detectado este archipiélago de los Mares del Sur es perfecto. Los recién casados (sin decírnoslo) encontraron en él el destino perfecto para su luna de miel. Como muchos otros famosos.

by hola.com

a_Laucala_plantation_villa_aerial06VER GALERÍA

Sé sincer@, ¿cuántas veces ha pensado en perderte en una isla desierta, con playas interminables de aguas transparentes, palmeras y el océano para ti solit@? Seguramente que en más de una ocasión, pero ¿dónde están estas islas de postal? Pues, algunas de ellas en Fiyi, un bellísimo y remoto archipiélago situado en el Pacífico Sur en el que los Reyes de España pasaron su luna de miel y ahora ha sido elegido por Carlos Felipe y Sofia de Suecia para después de su enlace.

a_gtres_u260855_014VER GALERÍA

Entre las 300 islas que forman este exclusivo lugar que parece tocado por los dioses y que bien podría definirse como uno de los últimos paraísos vírgenes que aún quedan en el mundo donde disfrutar del lujo sin ser descubierto está Laucala, la elección de los recién casados suecos. Una isla perteneciente al multimillonario empresario sueco Dietrich Mateschitz, propietario de la marca de bebidas energizantes Red Bull, quien la compró a la familia a Forbes por 7 millones de libras esterlinas.

a_Laucala_overwater_villa_aerial1VER GALERÍA

Las señas de identidad del Laucal Resort, por el que también ha pasado Elle Macpherson, son sus playas de película, sus bosques de cocoteros, sus manglares vírgenes, arrecifes de coral llenos de vida marina, montañas volcánicas cubiertas de vegetación y unas villas exclusivas que se distribuyen por el extremo norte de la isla. Todas son diferentes, al más puro estilo tradicional, rodeadas de selva, abrazando un acantilado, en el punto más alto de la isla, con techos de paja, materiales naturales, jardines privados con piscinas infinitas

a_Laucala_overwater_villa_bathroom2VER GALERÍA

Aquí se viene a disfrutar de la impresionante naturaleza, pero también de un abanico de actividades deportivas que van desde bucear en un submarino único a emprender excursiones a pie por la selva, hacer cabalgatas a caballo, practicar surf, jugar al golf en su campo de 18 hoyos y hasta a conocer las tradiciones locales, la cultura y la arquitectura de uno de los pocos pueblos tradicionales que quedan en Fiyi.

a_Laucala_golf_hole_11_1VER GALERÍA

a_Laucala_deepflight_submarine_0007VER GALERÍA a_Laucala_peninsula_villa_aerial5VER GALERÍA

De los 12 kilómetros cuadrados que tiene esta isla, a la que solo se puede acceder en avión privado desde el aeropuerto de Nadi –situado en Viti Levu, la isla principal del archipiélago-, el resort ocupa solo un tercio, el resto es un lugar virgen que sirve de hogar a algunas de las aves y los animales más raros del archipiélago. Esta valiosa riqueza natural exuberante acoge granjas orgánicas y huertos que abastecen de materias primas a los restaurantes del resort, además de especias para los memorables tratamientos que se brindan en el spa. También su cocina se nutre de la riqueza que se esconde bajo las aguas cristalinas que rodean la isla, en forma de delicias marítimas de primera clase.

Así es Laucala, lo más parecido a un jardín del Edén que solo unos pocos privilegiados hana descubierto y que a otros muchos les gustaría descubrir.

Más sobre: