De Huesca al pico de Guara siguiendo a Megan Montaner

Propuestas imprescindibles en la ciudad que vio nacer a la protagonista de la exitosa serie de televisión ‘Sin Identidad’ y a la que se siente muy unida.

by hola.com

Presume de su tierra, Huesca, a la que regresa siempre que puede desde Madrid, donde vive por motivos profesionales, primero porque la echa de menos y, sobre todo, porque esos momentos para ella “significan tranquilidad, familia, amigos de siempre, no hablar de trabajo… Es disfrutar de la vida, por eso lo tengo bien metido en la cabeza”.

Para conocer un poco de lo que disfruta Megan Montaner en esta sosegada y apacible ciudad, tranquilidad que poco tiene que ver con su ajetreada historia, aquí tienes algunas pistas imprescindibles que no deberías perderte:

DE PASEO POR LOS PORCHES DE GALICIA
En una terraza de este concurrido espacio -dos aceras porticadas que van desde las Cuatro Esquinas hasta la plaza de Navarra-, hay que sentarse para ver cómo transcurre la vida en el epicentro de la vida social de la ciudad. Aquí se viene a tomar el aperitivo o, simplemente, a ver y ser visto.

DOS PARADAS (O MÁS) EN EL CASCO ANTIGUO
Además de admirar la muralla que rodeaba en el siglo IX Osca –y de la que se conservan casi dos kilómetros, una puerta y uno de los 90 torreones con que llegó a contar-, imprescindible es también una visita a los dos grandes templos de la ciudad, la catedral, el mejor exponente de la arquitectura gótica de la provincia, con su Museo Diocesano, y la románica San Pedro el Viejo, en cuyo claustro están enterrados dos de las principales reyes aragoneses.

COMER EN UN RESTAURANTE CON ESTRELLA MICHELÍN
Puede ser el último en llegar, Tatau Bistro (tatau.es), en la calle de San Lorenzo, o los que ya llevan años haciendo gala de esta alta distinción gastronómica desde hace años: Las Torres (lastorres-restaurante.com) -todo un arte el de los hermanos Abadía y su cocina de autor- y Lillas Pastia (lillaspastia.es), especializado en platos con la trufa negra de los Pirineos como protagonista. Lo cierto es que en la capital oscense saben (y mucho) de cocina. La nueva incorporación de Huesca entre los restaurantes con estrella es un bar pequeño, con clientes de siempre, y tiene en su chef Tonino Valiente su alma. Su éxito no es otro que una cocina “humilde”, productos de calidad y precios ajustados.

EN BUSCA DE LAS PAJARITAS
El parque de Miguel Servet es el gran pulmón verde de Huesca, un espacio dedicado al ciéntífico oscense lleno de rincones de ambientación romántica, con paseos, fuentes y esculturas. ¿Las más famosas? las Pajaritas del escultor Ramón Acín, que se han convertido en símbolo de la ciudad.

¿PASTEL RUSO O TRENZA?
Con más de cien años a sus espaldas y cuatro generaciones de maestros obradores al frente, la pastelería Ascaso (pasteleriaascaso.com) es todo un símbolo de la ciudad. Hay que ir hasta el antiguo mostrador del Coso Alto y pedir unos lamines, un pan de San Lorenzo o un pastel ruso, la especialidad más famosa del lugar. Por supuesto, no habrá que perderse otro de los dulces que resumen la tradición pastelera del lugar desde hace siglos: la trenza de Huesca.

EN BUSCA DE ARTE Y NATURALEZA EN EL CDAN
A las afueras de la ciudad sorprende el edificio que Rafael Moneo diseñó para acoger la colección de arte contemporáneo Beulas-Sarrate cuyo nombre, Centro de Arte y Naturaleza, resume este punto de encuentro entre ambos.

PLAN DE TAPEO
Después de pasar por el Centro Cultural Matadero, centro neurálgico de la cultura oscense, hay que salir de tapas por la ciudad, una costumbre ancestral en Huesca. En los Cosos o los bares de la plaza de Navarra se degustan migas, sopa oscense, verduras o bacalao ajoarriero, todo regado con buenos vinos del Somontano. Da Vinci (Padre Huesca, 13) es una buena referencia, por algo ha sido ganador durante dos años consecutivos del Premio a la Tapa más Popular. A la que se suman El Café del Arte (Plaza de Navarra 4), La Oscense (Coso Bajo, 3) o Mi Bar (Coso Alto, 26). Para la noche, la zona del Tubo –de arriba y de abajo- concentra la marcha nocturna.

ULTRAMARINOS DE TODA LA VIDA
Más de cien años lleva La Confianza (ultramarinoslaconfianza.com) vendiendo legumbres y especias a granel, bacalao en salazón, chocolate de elaboración artesanal y todo tipo de productos de Aragón. Y con esta larga tradición pasa por ser la tienda de ultramarinos más antigua de España, tanto que hasta ha merecido salir en The New York Times.

Pico de guara! 🌁🌁🌁🌁🌞😉

Una foto publicada por Megan (@meganmontanerg) el

… Y TAMBIÉN A LA MONTAÑA
Más allá de la ciudad, hay que hacer una escapada a la montaña, que queda a un paso. Por ejemplo, al pico Guara, cima de la sierra del mismo nombre -de 2.077 metros- donde Megan Montaner se ha fotografiado, junto a su novio, el biólogo ambiental Gorka Ortúzar Ugarte.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie