Tailandia, un paraíso oriental de lo más fotogénico

Click, click… Hemos cogido la cámara y hemos empezado a disparar. El resultado es un catálogo de imágenes que retrata las maravillas de Tailandia, donde tienen cabida desde sus paisajes naturales más soberbios a su ancestral cultura, pasando por sus playas paradisíacas y las experiencias más exclusivas que brinda el país. Así ha quedado.

by hola.com
El pasado y el presente, lo ancestral y la modernidad, conjugan a la perfección en Tailandia. La espiritualidad que transmiten sus pagodas y templos centenarios, como los de Chiang Mai, la Rosa del Norte; la famosa playa de Ko Phi Phi, en el archipiélago de Krabi, por donde paseaba Leonardo DiCaprio; los resorts de la isla de Koh Samui rodeados de palmeras, un trekking en elefante; el bullicio de Bangkok, con sus exclusivos restaurantes en las azoteas de sus rascacielos; la isla de James Bond, una romántica velada en la arena de la playa, sus festivales, sus terapias curativas… Abrimos una ventana para que conozcas, al menos en fotos, un pedacito de lo mejor de este país. Más información: Turismo de Tailandia
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Acertar con una buena playa en Krabi, provincia sureña del mar de Andamán, no es muy complicado; la mayoría tienen aguas turquesas, arena fina y blanca y muchas están rodeadas de vegetación por todas partes. 
Los más exclusivos hoteles de Tailandia son un verdadero oasis de tranquilidad, muchos asemejan a una casa típica tailandesa, con cálidas y antiguas maderas, y mobiliario que combina antigüedades asiáticas con lujos como las piscinas infinitas. 
Situado en la bahía de Phang Nga, el islote de Ko Tapu es de una belleza sublime. Escenario de una de las películas del más famoso espía al servicio de la inteligencia británica, ha pasado a ser conocida como la isla de James Bond. 
Tailandia posee algunas de las mejores playas del Sudeste Asiático. Pequeños paraísos terrenales donde relajarse y soñar. 
Tailandia es uno de los mejores retiros de meditación del mundo. Muchos hoteles de lujo brindan la experiencia de cultivar la mente y el espíritu. 
Las islas Phi-Phi son un escenario paradisíaco. Son las más famosas y fotografiadas del país, especialmente Koh Phi Phi Leh, donde se rodó la película La Playa, protagonizada por Leonardo Di Caprio, y su hermana mayor, Koh Phi-Phi Don. 
El elefante es el animal emblemático de Tailandia y ha pasado de ser bestia de carga a atracción turística. Realizar un curso de entrenamiento de elefantes o aprender el oficio de mahout es una experiencia que cada vez eligen más viajeros que aman la naturaleza. A los elefantes se los alimenta, se los baña y se recorre, montado en su lomo, la espesura de la selva. 
A finales de noviembre la noche se hace mágica en el templo de Khmer, las piedras se encienden y los artistas y el pueblo se lanzan al maravilloso espectáculo del Festival anual de Phimai. 
Conocida como la “Perla del sur”, las costas de Phuket están bañadas por las aguas del mar de Andamán, la bahía de Phang-Nga. Aquí se concentran algunos de los mejores hoteles, villas privadas y complejos turísticos del país y bellísimas playas, las mejores en la costa occidental, unidas por una costera y panorámica carretera panorámica. 
Para poner la guinda a un viaje por Tailandia nada como una cena al anochecer en lo alto de uno de los rascacielos de Bangkok observando el skyline de la ciudad y ajeno al sugerente pero permanente bullicio de sus calles. 
El paisaje que rodea Krabi está salpicado por altos peñones de roca tallados por misteriosas cuevas y rodeados de selva y espectaculares playas de fina arena blanca bañadas por aguas cristalinas. 
Tailandia es la capital del spa. En cualquiera de sus complejos de bienestar, muchos de ellos ubicados en los mejores hoteles, es obligado disfrutar de un masaje tradicional tailandés después de un largo día caminando. 
Para apreciar y entender la cultura y el modo de vida tailandés es fundamental una visita a sus templos. Solo en Bangkok hay alrededor de cuatrocientos. 
Los hoteles de lujo de Tailandia, con sus villas con piscina en la playa entre palmeras de cocos y una espesa vegetación, son ejemplo perfecto del bienestar que ofrece el destino. 
Tailandia es un paraíso natural en el que se pueden encontrar cientos de rincones perfectos para perderse: playas arenosas, bahías recónditas, calas idílicas... un auténtico paraíso tropical lleno de islas donde las posibilidades de disfrutar son casi ilimitadas.

 
En Bangkok lo antiguo y tradicional están en armonía con la vanguardia más absoluta. Los templos budistas conviven con los bares en rascacielos y los restaurantes de diseño, los mercados flotantes con los centros comerciales ultramodernos y las técnicas ancestrales con una vida nocturna casi legendaria. En la imagen, el templo Wat Pra Kaeo, el más famoso del país, que alberga el bellísimo Buda de Esmeralda. 
Además de cultivar el espíritu y la mente, Bangkok es también un paraíso para las compras. Su oferta es tan amplia que va desde los grandes centros comerciales –como el ultramoderno Siam Paragon, el imprescindible MBK o el Gaysorn Plaza (en la imagen)- hasta mercadillos como el interminable de Chatuchak, uno de los rastros más grandes del mundo. 
Tailandia es un escenario que promete grandes momentos a quienes buscan exotismo y un acierto seguro para un viaje en pareja de lo más romántico. 
Las islas del Parque Nacional Marino de Tarutao, en el sur del Mar de Andamán y en la provincia de Satun, son conocidas como las Maldivas de Tailandia. Koh Lipe es la isla principal. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie