Medina del Campo: Para ver todas las cofradías en su camino hacia la Plaza Mayor

by hola.com Momento: Procesión del Encuentro
Dónde: Medina del Campo
Cuándo: Viernes Santo
Hora: 11 de la mañana
Lugar de partida: Plaza Mayor de la Hispanidad
Duración aproximada: 2 horas
El mejor lugar para asistir: El atrio de la colegiata



Descripción: Es una de las procesiones más queridas de los medinenses por desfilar en ella dos de las imágenes que mayor devoción suscitan: el Nazareno y la Virgen de la Soledad, dos pasos del siglo XVI que recorren las calles acompañados por todas las cofradías con sus respectivas bandas de cornetas y tambores. Cada imagen realiza un recorrido diferente, para acabar en la Plaza Mayor, donde tiene el lugar el Encuentro, uno de los momentos más emotivos. Mientras la carroza de Jesús Nazareno cae arrodillada delante de la Virgen, un sacerdote pronuncia una meditación a los cofrades y fieles que abarrotan la inmensa plaza.

Recomendación: Además de consultar previamente la web de la Semana Santa de Medina, acudir al stand que la Junta de Semana Santa ha dispuesto en la Plaza Mayor para hacer acopio de todo tipo de información, incluso conocer el protocolo que tienen dispuesto en caso de lluvia.

Otros momentos de interés: La procesión de la Vera Cruz, el Jueves Santo, en la que todos los pasos son portados a hombros sobre unas simples andas de forja, sin luces, adornos ni flores. Impresiona el canto del Miserere, interpretado en el silencio de la noche al llegar a la Plaza Mayor, iluminada únicamente con la luz de las velas de los cofrades. También espectacular, la procesión del Silencio el Viernes Santo por la tarde, un verdadero museo en la calle de arte renacentista con una de las mejores series de crucificados del siglo XVI. A lo largo del recorrido es habitual que, de forma espontánea, los aficionados al flamenco se arranquen con alguna saeta. 

Y si quieres conocer más en profundidad la Semana Santa de Castilla y León, pincha AQUÍ

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie