En casa de la señorita Escarlata

En la semana de los Oscar, viajamos al sur de Estados Unidos para rememorar la época de ‘Lo que el viento se llevó’, la colosal película ganadora de diez de estos premios que describe de manera idílica el ocaso de la sociedad sureña americana y cuyo recuerdo aún perdura en un buen número de antiguas plantaciones de algodón del estado de Louisiana, convertidas hoy en museos y hoteles de lujo.

by MIRIAM QUEROL

“Es más que una casa: es todo un mundo que nació para ser hermoso”, exclamaba el personaje de Melania (Olivia de Havilland) minutos antes de que estallara la Guerra de Secesión ante una fabulosa mansión sureña. De las escalinatas de mármol bajaban arrogantes caballeros con fajín y sombrero ofreciendo el brazo a damas con espléndidos vestidos que se regodeaban ante el lujo de las inmensas plantaciones de algodón trabajadas por esclavos negros. Para recrear la romántica sociedad del Viejo Sur que se describe en las primeras escenas del filme, los productores levantaron en Hollywood gigantes decorados inspirados en las antiguas plantaciones que se conservan en Louisiana, aunque la historia se desarrolla en el estado de Georgia.

Lo que el viento se llevóVER GALERÍA


Una ruta a lo largo del río Mississippi ha rescatado algo de aquello que el viento se llevó. La carretera River Road, que une Nueva Orleáns con Baton Rouge, está sembrada de plantaciones que sus ricos y excéntricos propietarios han lustrado y convertido en atractivo turístico después de años de abandono. De ambas ciudades parten rutas en autobús, pero es muy agradable recorrer los 130 kilómetros que las separan en coche, deteniéndose en alguna de las más de 30 plantaciones que se localizan frente el legendario Mississippi.

Lo que el viento se llevóVER GALERÍA

Algunas han sido convertidas en exclusivos Bed & Breakfast, como Bocage o Nottaway, exquisitamente decoradas con muebles de época, incluidos algunos cuadros y mobiliario original. Otras ofrecen comidas o banquetes de bodas, como Houmas House. Y otras muestran las estancias en visitas guiadas y teatralizadas, como Destrehan, San Francisco, Oak Alley o Laura. En la visita se enseña la casa señorial y se explica la historia de los antiguos y nuevos propietarios. Entre anécdotas y detalles sobre las familias que vivieron en estas mansiones se lee la historia de Estados Unidos. Aquí se desarrollaron algunos episodios de la Guerra Civil, que terminó con el esclavismo de los Estados del Sur. Entonces, los latifundios desaparecieron y comenzaron a desarrollarse ciudades como Nueva Orleáns, que se convirtió en la cuna de la cultura popular negra. En algunas fincas, como en Laura Plantation, aún se conservan los barracones donde vivían los esclavos. En todas, los caminos flanqueados por robles, los porches solitarios y las elegantes escalinatas y columnas evocan los tiempos de Escarlata y Rhett, personajes inventados hace 75 años por la escritora Margaret Mitchell en su casa de Atlanta.

Lo que el viento se llevóVER GALERÍA

Una visita a esta ciudad, donde se sitúan algunos de los pasajes más intensos de la trama, permite profundizar en este capítulo de la historia de Estados Unidos. No hay que perderse la casa-museo de Margaret Mitchell (margaretmitchellhouse.com); el Atlanta History Center (atlantahistorycenter.com), una mansión del siglo XIX que aloja un museo sobre la Guerra Civil y la cultura afroamericana; y el Atlanta Cyclorama (atlantacyclorama.org), otro dedicado a la guerra, en el que se puede ver un documental sobre la batalla que tuvo lugar en la ciudad, y que la dejó completamente calcinada. Muy diferente a la idealizada recreación de la Metro Goldwyn Meyer, que mandó quemar los decorados de King Kong para provocar un aparatoso incendio de 12 hectáreas rodado con multitud de cámaras. La magia del Technicolor tiñó de rojo los imborrables fotogramas de una ciudad imposible, que se desvanecía con el humo entre las siluetas de los personajes huyendo. Lugares como este solo pertenecen al cine.

Lo que el viento se llevóVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar
El aeropuerto de Atlanta recibe el que mayor tráfico aéreo del mundo. Hay vuelos directos con las compañías norteamericanas Delta (y United Airlines (united.com) desde Madrid. También vuela British Airlines. De aquí, en avión, a Nueva Orleáns, se tarda poco más de una hora. Las plantaciones se encuentran a lo largo de River Road East y West, una carretera que une Baton Rouge y Nueva Orleáns por ambas orillas del río Mississippi. La agencia de viajes independiente Eurotrip (www.viajeseurotrip.es) organiza viajes a medida por el sur de Estados Unidos.

Cómo moverse
Se pude alquilar un coche en cualquiera de los aeropuertos, donde tienen oficinas las principales compañías. De Atlanta a la zona de las plantaciones hay alrededor de 700 kilómetros que se pueden recorrer por buenas carreteras y autopistas.

Dónde dormir
La plantación Bocage (bocageplantation.com), más pequeña y recoleta que el resto, es un exquisito Bed & Breakfast con habitaciones decoradas con fantásticas camas con doseles y antigüedades de la época. Nottoway (nottoway.com) funciona como resort con una buena oferta de alojamiento. Madewood (madewood.com) es otro encantador B&B donde desconectar. En Atlanta, la mejor opción es dormir en Georgian Terrace (thegeorgianterrace.com), el hotel que ofreció la fiesta posterior al estreno de la película en el Gran Teatro Loews. En Nueva Orleáns, el Roosevelt Hotel (therooseveltneworleans.com) mantiene el aire de lujo decimonónico.

Dónde comer
En muchas plantaciones ofrecen menús criollos. Una opción buena es comer en Houmas House (houmashouse.com), una elegante mansión con un encantador jardín que está a una hora en coche de Nueva Orleáns. En esta ciudad, paraíso gastronómico, el mejor restaurante es Brennan's (brennansneworleans.com), que fue frecuentado por Vivien Leigh cuando rodaba otra película: Un tranvía llamado deseo. Son célebres sus extraordinarios desayunos a base de sopa de tortuga, ostras y flambeado de plátano. Atlanta le sigue a la zaga de la alta cocina con Bacchanalia (starprovisions.com) como estandarte, uno de los mejores restaurantes de la ciudad.

La ruta
En la oficina de turismo de Louisiana ofrecen información sobre la ruta de las plantaciones, que empresas como The Old River Road Plantation Adverture (plantationadventure.com), organizan en autocar.
Algunas plantaciones que ofrecen tours guiados son Destrehan (destrehanplantation.org), San Francisco (sanfranciscoplantation.org), Oak Valley (oakalleyplantation.com) o Laura (lauraplantation.com).

Lo que el viento se llevóVER GALERÍA

No dejes de…
Visitar Nueva Orleáns, una de las ciudades con más personalidad de Estados Unidos, con una mezcla explosiva de jazz, herencia criolla y cajún, presente en el alegre barrio de ambiente callejero French Quarter. En Atlanta, el parque Grant, el Georgia Acuarium, -el más grande del mundo-, y el curioso museo de Coca-Cola.

Más información
Turismo de Louisiana
, louisianatravel.com; Turismo de Nueva Orleáns, nola.com y Turismo de Atlanta, atlanta.net.

SI TE INETERESA EL CINE Y LOS VIAJES NO TE PIERDAS...

- Exploradores en el desierto de Marruecos

- Un safari al más puro estilo ‘Memorias de África’

- Un viaje a la China de 'El último emperador'

- Le Mans, un decorado de época

- Calma abismal en los cañones de Utah

- Por la patria chica de Don Vito

Síguenos en @Holaviajes y en Facebook.

Más sobre: