Siete pistas en Teruel para un fin de semana con mucho corazón

Nos escapamos a la capital turolense que unos días al año vive sumergida en el ambiente medieval de una ciudad del siglo XIII. Estos son sus imprescindibles.

by hola.com

ASISTIR A LA BODA DE ISABEL DE SEGURA Del 18 al 21 de febrero miles de turolenses vestidos como en el siglo XIII recuerdan la gran historia de amor de los Amantes de Teruel. La representación teatral del drama, el mercado medieval, la música, los desfiles de reyes y caballeros, las danzas y los bailes, las rondas por la muralla, las recepciones reales, los torneos, el esquileo a la vieja usanza de ganado lanar, las demostraciones de cetrería… Será difícil asistir a todo lo que el largo programa de actos presenta este año para la ocasión. Un gran decorado medieval que, como por arte de magia, transformará las frías calles de Teruel en una gran fiesta. Más información en ‘Bodas de Isabel’ (bodasdeisabel.com).

Teruel por San ValnetínVER GALERÍA


UN ENCUENTRO CON LOS AMANTES
Los restos de los Amantes han permanecido siempre en la iglesia de San Pedro, del siglo XIV, en cuyo claustro -uno de los cuatro mudéjares que se conservan en Aragón- reposan bajo las esculturas de alabastro de Juan de Ávalos. El claustro se incluye en un moderno edificio que acoge un centro de interpretación donde acercarse a la trágica historia de Isabel de Segura y Juan Martínez de Marcilla. Más información en Fundación Amantes de Teruel (amantesdeteruel.es).

Teruel por San ValnetínVER GALERÍA

DE TORRE EN TORRE
El conjunto mudéjar de Teruel está declarado Patrimonio de la Humanidad y se compone de cuatro torres mudéjares –San Pedro, San Martín, el Salvador y la de la Catedral), la iglesia de San Pedro y el artesonado y techumbre de la catedral, la iglesia mudéjar más grande de España.

Teruel por San ValnetínVER GALERÍA

CALLEJEAR POR EL TORICO
Desde esta plaza porticada, presidida por el minúsculo torico que le da nombre, el casco viejo se desgaja por callejuelas que desembocan en las iglesias, casonas nobles y monumentos señeros. Durante el paseo, dos paradas interesantes, el palacete renacentista donde toma asiento el Museo Provincial, que alberga colecciones de etnología, prehistoria y arqueología, y el edificio del siglo XVI que acoge el Museo Diocesano, de arte sacro.

SEGUIR LA SENDA MODERNISTA
Pablo Monguió, discípulo de Gaudí, dejó un bellísimo y desconocido reguero de edificios modernistas que adornan Teruel, desde la ermita del Carmen a las casas Ferrán, del Torico o de la Madrileña, que se pueden admirar todas desde alguna de las animadas terrazas de la plaza del Torico al caer la tarde.

SUBIR Y BAJAR POR LA ESCALINATA
La influencia de la arquitectura mudéjar en el patrimonio turolense queda patente en numerosos elementos, como en la majestuosa escalinata que une el casco histórico con la parte baja de la ciudad. En su parte superior se puede observar también un relieve que representa a los Amantes.

Teruel por San ValnetínVER GALERÍA

COMPRAR CERÁMICA
No hay que marcharse de Teruel sin comprar una típica pieza de cerámica verde, lograda del óxido de cobre, blancos, ocres y negros. Para las compras gastronómicas, las tiendas Rokelin, repartidas por la ciudad, donde comprar jamón de Teruel, aceite del Bajo Aragón, conservas y quesos.

COMER Y DORMIR
Tres referencias para comer: Yaín (yain.es), Rufino (rufinorestaurante.com) y La Menta (restaurantelamenta.com). Y tres para dormir: El Parador (parador.es), Torico Plaza (hoteltoricoplaza.com) y Suite Camarena Plaza (hotelcamarena.com).

Teruel por San ValnetínVER GALERÍA

SÍGUENOS EN TWITTER EN @HolaViajes

Y AHORA TAMBIÉN EN FACEBOOK https://www.facebook.com/HolaViajes

Más sobre: