Planes y pistas para una escapada exprés a Pamplona

Norteña, vanguardista, viva, la capital navarra siempre resulta un acierto para un viaje de fin de semana. Para descubrirla por primera vez, para redescubrirla una segunda o una tercera y, sobre todo, para disfrutarla, aquí tienes algunas ideas, las imprescindibles y las más a la última.

by hola.com

Pamplona ha hecho de la calidad de vida su bandera. Lo primero que sorprende de ella al llegar es su cuidado urbanismo. La ciudad aparece remozada, peatonalizada y cuidadosamente embellecida, y ofrece paseos encantadores. Se nota que aquí saben cómo combinar a la perfección arte, naturaleza, gastronomía, compras y pintxos.

MAÑANA
La mejor manera de conocer la ciudad es tomando como punto de partida la céntrica plaza del Castillo. Por la calle Estafeta, esa donde los toros de los encierros más problemas dan a los mozos, y luego la llamada Curia se llega a la suntuosa Catedral, de estilo gótico francés, donde hay que entrar para admirar su elegante claustro y, sobre todo, para emprender un viaje en el tiempo a través de Occidens, una exposición permanente que poco tiene que ver con una exposición al uso y mucho con una emocionante experiencia que permite reflexionar sobre la historia de Occidente de la mano de las nuevas tecnologías. Junto a ella queda la bellísima plaza de San José, que los primeros sábados de mes acoge un afamado mercadillo de antigüedades, mientras en las calles adyacentes proliferan vanguardistas tiendas de decoración. Tras asomarse al mirador del rincón del Caballo Blanco, el recorrido histórico lleva a las murallas, que rodean buena parte de la ciudad y ofrecen deliciosos paseos con vistas sobre el valle del río Arga.

PamplonaVER GALERÍA

CLICK EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA


Por el paseo del Redín se llega callejeando hasta la imponente torre de la iglesia de San Cernín, una de las más emblemáticas de la ciudad y cuyo reloj marca puntual año tras año el inicio de los Sanfermines. No muy lejos queda otro protagonista de la fiesta, el Ayuntamiento, escenario del chupinazo. Y, de camino a la Ciudadela, un hermoso parque que antaño sirvió para defender la ciudad, un tercero, la iglesia de San Lorenzo, famosa por guardar la diminuta imagen de San Fermín.

COMIDA
A la hora de la comida, lo mejor es abandonarse al tapeo pamplonica por el centro de la ciudad y, sobre todo, por la calle San Nicolás. Hay mucho donde elegir: desde el vanguardista El Mercao (elmercao.com), en pleno Mercado Central, al muy aclamado Baserri (baserriberri.com), donde probar sus ‘gildas’ o su infusión ovalada de espárrago y salmón sobre humus de hongos, finalista al mejor Pincho y Premio Innovación 2013; el creativo Burgalés (Comedias, 5) o El Goloso (elgolosobarrabrava.es). Un clásico del txikiteo es el Café Roch (caferoch.com), y moderna es la vinoteca La Botería (barlaboteria.com), con originales vinos y una estupenda terraza frente a la plaza de toros. Cualquiera de ellos es también una estupenda opción de tapeo para la cena.

PamplonaVER GALERÍA

PamplonaVER GALERÍA

SOBREMESA
En pleno centro histórico de la ciudad, en la plaza del Castillo, el Café Iruña (cafeiruna.com) es un acristalado café de toda la vida que sigue conquistando al público por la calidad de sus productos y su rincón más auténtico dedicado a un Hemingway eterno. Y muy próximo, un clásico entre los estudiantes, el Café Niza (cafeniza.com).

PamplonaVER GALERÍA

TARDE
Pamplona es ideal para ir de tiendas. Aquí, renovar el armario con las últimas tendencias es un placer fácil. La oferta de tiendas es enorme y casi todas se encuentran alrededor de la calle Carlos III, donde se puede encontrar de todo, desde las últimas propuestas de Prada hasta lo más colorista de Paul Smith. Entre las direcciones más recomendadas para ropa moderna: MG (mgpamplona.es), un espacio de estudiado diseño; MV LasPalas (mvlaspalas.com), con uno de los mejores y más celebrados escaparates de la ciudad, y Ruhna (Comedias, 19). Para zapatos, la especializada en firmas de lujo Fini Belzunegui (Felipe Gorriti, 36), antigüedades en Dolev (San Antón, 74) y muebles recuperados en La Cabina (lacabinamuebles.com). Y si lo que se va buscando es delicatessen: la Vinoteca Murillo (vinotecamurillo.es).

PamplonaVER GALERÍA

PamplonaVER GALERÍA

NOCHE
Después del arranque consumista, lo mejor será echar un vistazo a las propuestas del elegante Teatro Gayarre –también en la Calle Carlos III- y decidir si vale la pena darse un descanso disfrutando de su siempre variada oferta. A la hora de la cena, el restaurante del Gran Hotel La Perla (granhotellaperla.com) es un acierto seguro. Con la misma filosofía y el mismo repeto por la historia que la antigua casa de comidas de Las Pocholas, nueve hermanas solteras que hasta su definitiva remodelación en 2007 se encargaban de mimar a los paladares más exigentes, ahora es el prestigioso, galardonado y televisivo chef Alex Múgica el encargado de ofrecer a los comensales los mejores productos y platos de la cocina navarra tradicional.

PamplonaVER GALERÍA


DORMIR
Para acabar el sábado, nada como haber reservado una noche en este hotel. Un mítico establecimiento para entender mejor la rica historia de Pamplona, ya que por el Gran Hotel La Perla pasaron y dejaron su impronta personajes tan ilustres como Hemingway, capaz de convertir a los Sanfermines en una peregrinación para muchos norteamericanos y cuya habitación es la más codiciada, pero también, otros ilustres como de la talla de Alfonso XII, Alfonso XIII, Orson Wells, Sarasate, Chaplin… Junto a ellos, los nombres contemporáneos que siguen engordando su libro de citas y que tampoco quieren perderse una noche –por lo menos- en La Perla.

PamplonaVER GALERÍA

Si te interesa Pamplona, otras noticias relacionadas:

Occidens, un viaje en el tiempo en la catedral de Pamplona

Y si te interesa la provincia de Navarra:

Hugo Silva, Mario Casas y las brujas de Zugarramurdi

Síguenos en @holaviajes

Más sobre: