Desafía al vértigo en los fiordos de Noruega

Podrás probar la carne de ballena, alquilar una cabaña en plena naturaleza o conocer leyendas vikingas, pero en Stavanger no hay nada comparable a asomarte al abismo desde su famosa roca suspendida a 600 metros de altura. Este es un resumen en imágenes de lo que te vas a encontrar en esta región.

by hola.com
Se la conoce como Preikestolen, que significa “el Púlpito”, un nombre apropiado para una gigantesca plataforma de roca suspendida sobre las aguas y que ofrece una de las imágenes más espectaculares de la naturaleza. A pie tras una larga caminanta o desde las aguas, en ferry, el fiordo de Lysefjord es la mejor carta de presentación de Stavanger, pero depara muchas otras sorpresas, desde playas como la de Solastranden, catalogada entre las mejores del mundo, a rutas en bicicleta como las que discurren por las bellas islas Finnøy y Sjernarøy, en Ryfylke, o la propia Stavanger, con sus casas de madera, su puerto y su animada vida cultural, una ciudad que este verano tiene conexión directa con España.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Una de las grandes atracciones de Stavanger es el fiordo Lysefjord y la ascensión al majestuoso Púlpito, que es como se conoce a esta plataforma rocosa que ofrece una de las imágenes más espectaculares de la naturaleza noruega / © Turismo de Noruega. 
La parte más bonita de la ciudad portuaria es Gamle Stavanger, la ciudad vieja. Es la zona con más edificios de madera de Europa / © Terje Rakke/Nordic Life AS/Fjord Norway. 
Los más atrevidos posan sobre el famoso Kjeragbolten, asomado al fiordo Lysefjord / © Per Eide-Turismo de Noruega. 
Stavanger fue elegida capital europea de la cultura en 2008, titularidad que compartió con Liverpool. En esta imagen, un instante de la ceremonia de apertura / © Kjetil Alsvik-Region Stavanger. 
El fiordo Lysefjorden, con 42 km de longitud y montañas de hasta 1000 metros que se levantan en vertical, es, sin duda, uno de los lugares más espectaculares de la naturaleza noruega y se puede descubrir a pie o en ferry / © Terje Rakke-Nordic Life-Fjord Norway. 
El famoso escritor francés Victor Hugo visitó Stavanger en 1866 y quedó tran impresionado por las vistas del fiordo de Lyse que los describió en sus escritos como los más terribles arrecifes de todos los océanos / © Turismo de Noruega. 
Cementerio junto al mar de Varhau / © Terje Rakke-Nordic Life-Region Stavanger. 
Después de desafiar al vértigo en la piedra del Kjeragbolten hay que dejar constancia de la visita al fiordo posando ante este espectáculo de la naturaleza / © Terje Rakke-Nordic Life AS-Fjord Norway. 
Lago de Lutsivatnet, en Sandnes, un lugar para la observación y para los paseos en canoa / © Monica Larsen-Region Stavanger. 
Hace falta pisar esta superficie de 25 metros cuadrados, suspendida a más de 600 metros sobre las aguas del fiordo de Lyse, para saber de qué es capaz la naturaleza / © Terje Rakke-Nordic Life-Region Stavanger. 
El barrio de Gamle Stavanger (Viejo Stavanger), un auténtico museo por el que pasear, posee 173 casas de madera construidas a finales del siglo XVIII y durante el XIX / © Paul Smit-IMAGO. 
En verano, la escapada puede incluir una visita a las playas, senderismo o rutas en bicicleta por los paisajes de los fiordos / © Terje Rakke-Nordic Life AS-Fjord Norway. 
La elección de Stavanger como Capital Cultural en 2008 bajo el lema 'Open Port' vino a refrendar la decidida apuesta por la cultura que esta ciudad portuaria lleva poniendo en marcha desde hace años / © Kjetil Alsvik-Region Stavanger.