Un barquito… por el Algarve

Es cómodo en coche, pero no encontrarás mejor modo de recorrer la costa sur de Portugal que a borde de una embarcación descubriendo su caprichoso perfil rocoso y sus dramáticos acantilados, sus misteriosas cuevas marinas o sus atardeceres, o, por qué no, atracando en una playa solitaria para tomar el sol o bucear. Todo a tu gusto.

by hola.com

En la región más sureña de Portugal abundan las olas para el surf, los campos de golf en plena costa, el buen clima, y las playas solitarias, pero aunque pudiera parecer suficiente, hay más: paisajes dramáticos como el del cabo de San Vicente, caprichos geológicos como las anaranjadas formaciones rocosas de Lagos, naturaleza tonificante como la de Ría Formosa, ciudades históricas como Faro y una animada vida nocturna en sus pueblitos costeros.

Cualquiera de estos alicientes invita a acercarse a este espectacular escenario, pero en verano uno de los planes más apetecibles que puedes hacer es apuntarte a uno de los cruceros que recorren la espectacular costa del Algarve y disfrutar además de las cuevas marinas, de atracar en una aislada playa para tomar el sol, de probar una típica sardinada al son de la música en vivo o incluso de bañarte con los delfines.

Visto desde el mar el Algarve es especial. De norte a sur, el parque natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina domina todo el litoral, con playas salvajes y acantilados de vértigo, como el del cabo de San Vicente. Considerado en tiempos remotos el fin de toda tierra habitada, la barbilla de la península Ibérica domina el océano a 75 metros de altura y está coronada por una antigua fortaleza transformada en faro que, con neblina, alimenta su misterio, y ofrece un espectáculo a la caída del sol realmente sobrecogedor.

Hay cruceros y opciones para recorrer esta región del sur de Portugal para todos los gustos, sólo tienes que elegir entre pasar momentos inolvidables visitando las grutas y cuevas marinas, o incluso bucear, nadar o remar en las alucinantes formaciones rocosas de la Ponte de Piedade de Lagos. Revivir la memoria de los antiguos descubridores cruzando las aguas en una carabela moderna en la desembocadura del río Arade, en Ferragudo, o navegar entre formaciones rocosas y acantilados en un catamarán. Como si quieres apuntarte a un crucero entre Albufeira y Vilamoura para vivir momentos de absoluta relajación.

Quizá prefieras un paseo en barco para observar las aves y la flora de la zona del Parque Natural de Ria Formosa, una idea genial para pasar uno de esos días que contar después a sus amigos, como lo es también dejarte guiar por el viento deslizándose entre penínsulas, islas y canales por la Ría Formosa, o llegar hasta la isla Deserta, donde está situado el Cabo de Santa Maria y encontrar un vasto arenal cubierto de vegetación y una playa oceánica de aguas cristalinas, en el extremo este del Algarve cosmopolita.

GUÍA PRÁCTICA

Paseos en barco
Santa Bernarda Cruzeiros, Mini-Cruzeiros do Algarve, Animaris, Mar ilimitado y Bom dia son algunas de las empresas que organizan salidas en barco por el Algarve.

Dónde dormir
Pousadas de Portugal, en la misma línea de los Paradores Nacionales, cuenta con tres establecimientos en el Algarve: la Pousada do Infante, en Sagres; el Convento de Graça, en Tavira; el Palacio de Estoi y la Pousada de São Brás de Alportel. También más que recomendables son el Sheraton Algarve Hotel, en lo alto de un acantilado de Albufeira, o el CS São Rafael Suite Hotel, cerca del Praia de São Rafael y la ciudad de Albufeira, un resort de cinco estrellas para toda la familia.

Más información
Turismo del Algarve y Turismo de Portugal.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie