Vacaciones en la nieve, disfrútalas en familia

Si estás preparando una escapada para practicar el esquí, te presentamos las mejores estaciones de España, Andorra y Francia para ir con niños y conseguir que el viaje sea un éxito para todos.

by hola.com

'z_menuires_reberty2000-' VER GALERÍA

Lo mejor del esquí, o al menos uno de sus grandes alicientes, es que es un deporte perfecto para disfrutarse en grupo sin que importe demasiado que unos se defiendan mejor que otros. Esquiadores de muy distinto nivel pueden hacer juntos algunas bajadas y, si los más avanzados prefieren ir por libre, pueden unirse al resto del grupo a la hora de comer en los restaurantes de las pistas. Además, como éstas suelen cerrarse a media tarde, queda mucho tiempo libre para compartir juntos el resto de la jornada. Esto puede aplicarse también a familias incluso con niños muy pequeños, aunque en este caso conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones para que las vacaciones en la nieve sean un ‘planazo’ para todos.

Uno de los aspectos esenciales es tener en cuenta la edad de los niños y su nivel de esquí. Los expertos recomiendan no iniciarles en este deporte antes de los cuatro o cinco años ya que hasta entonces no tienen bien desarrolladas sus capacidades psicomotrices. Si éste es el caso, habrá de buscarse una estación que tenga guardería o jardín de nieve. Lo más frecuente es que éstas acepten niños entre 3 y 7 años, aunque muchas pueden también ocuparse hasta de bebés. Si en las pistas no hubiera, habría que indagar por si hubiera alguna en otra parte de la estación, o si el hotel en el que se va a pernoctar ofrece este servicio.

A menos que los padres sean muy buenos esquiadores y tengan capacidad y paciencia para enseñarles, será imprescindible apuntarles a los cursos que prácticamente ofrecen todas las estaciones. Las clases particulares son caras, pero también las hay en grupo, que no resultan nada prohibitivas y son mucho más divertidas porque además harán amigos de su edad. Los niños esquiarán por zonas más seguras y siempre acordes a su nivel, y los monitores les enseñarán cada truco de forma más lúdica.

Las pistas cierran temprano –bastante antes de que anochezca, y en pleno invierno anochece muy pronto–, por lo que resulta esencial elegir un hotel con prestaciones concebidas para ellos, como piscina, juegos e incluso animación con monitores.

Pero además hay estaciones con muy buenas condiciones para ir con niños. En España son famosas por su carácter familiar algunas como la tranquilísima Cerler, en el Pirineo Aragonés; las de Boí Taüll, La Molina y Masella, en el catalán, o Sierra Nevada, gracias sobre todo a lo agradable que resulta esquiar con sol y poco frío. En Andorra, la de Vallnord, mientras que en Francia, tanto en los Pirineos como en los Alpes, la Delegación Nacional de Turismo avala con el sello Famille Plus Montagne a las estaciones idóneas para familias.

Para conseguir esta distinción se tienen en cuenta aspectos como contar con pistas aptas para muy distintos niveles, incluido también un buen número de azules y verdes para principiantes; guarderías y cursos de esquí infantiles, ofertas especiales para familias, servicio médico especializado o actividades apres-ski para todas las edades que puedan hacerse juntos o por separado, como pista de patinaje, piscinas, talleres con monitores y, entre otras, hasta paseos en raquetas de nieve o trineos de perros. Entre las estaciones más famosas que tienen este sello figuran Les 2 Alpes, Les Menuires, Val Thorens, Megève, Les Arcs, Font Romeu o St. Lary, junto a otras menos conocidas como Châtel, Morzine, Les Gets o Les Orres.

Algunas pistas
–Antes de contratar el viaje conviene informarse a fondo sobre las prestaciones de la estación: si tiene guardería y a partir de qué edad admiten a los niños, si tiene precios especiales para familias en algunos servicios o cuál es su oferta apres-ski. Igualmente habrá que indagar sobre los servicios del hotel elegido y, si se va a viajar en plena temporada alta, hacer la reserva con la mayor antelación posible.

-Elegir un hotel al que se pueda caminar desde las pistas es mucho más cómodo que tener que coger cada mañana el coche, asumir los atascos frecuentes de la temporada alta o buscar aparcamiento. Cuantas más facilidades tenga para niños, mejor –piscina, juegos, animación con monitores…–. También es muy interesante contratar media pensión, para comer en las pistas y luego por la noche, cansados, no tener que salir a buscar restaurante y que se puedan acostar pronto.

-A menos que se viva cerca de una estación y se piense esquiar muy a menudo, resulta más interesante alquilar las botas y esquís en la propia estación. Es un material caro y, con lo que crecen los niños, es poco probable que les valga para el año siguiente. Al final de la temporada las tiendas de deporte suelen liquidar su stock de prendas de esquí, por lo que es un buen momento para comprar a buen precio los monos y anoraks que se puedan necesitar para la próxima temporada.

-Antes de salir a esquiar habrá que asegurarse que los niños van bien preparados: las manoplas son más cómodas que los guantes para los muy pequeños, que lleven prendas confortables, abrigadas e impermeables, ponerles varias capas de ropa para poderse quitar alguna si empieza a hacer calor, no olvidar un gorro que les tape las orejas, la protección solar muy alta siempre –aunque el día esté nublado es fácil quemarse–, cacao para que no se les corten los labios y gafas que se sujeten bien al casco que los niños deben siempre llevar puesto –se alquila con el resto del material, y es un buen lugar para poner una pegatina con el móvil de los padres por si hubiera que localizarlos mientras el niño está en el curso.

-Asegurarse de que, después de esquiar cada día, se puede dejar el material en la tienda en la que se alquiló para no tener que cargar con él –además de con los niños, agotados– hasta el hotel. Si no fuera posible, en ocasiones hay guardaesquís de alquiler a pie de pista.

-Si amanece con muchísimo frío o nevando, casi será mejor no salir a esquiar ese día con los niños.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie