Saludables placeres en una almazara

Si eres amante del aceite de oliva, practica el oleoturismo. Un sano aliciente para iniciar un viaje que incluya rutas por olivares, catas, museos, restaurantes, tratamientos en un spa... Empieza tu itinerario en un hotel almazara.

by hola.com

z_coloraVER GALERÍA

Los campos de olivos dibujan de Extremadura a Cataluña, pasando por Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha, Valencia y Aragón, un singular paisaje de suaves montes de arena rojiza surcados por perfectas líneas verdes. En este curioso escenario donde el olivo ha echado hondas raíces, todo parece rendir homenaje al aceite de oliva. Es el principal referente de la dieta mediterránea pero también el gran impulsor de toda una cultura en torno a este valioso producto que debes descubrir. Rutas por fincas olivareras centenarias, restaurantes donde el aceite de oliva es la base de su cocina, spa con tratamientos con el valioso oro líquido e incluso alojamientos ubicados en antiguas almazaras recuperadas, como los que te hemos seleccionado… Hay mil y una maneras de empaparte de esta tradición.

Hacienda La Laguna
En medio de una finca de 208 hectáreas de Baeza, en Jaén, se levanta esta antigua almazara cuyos orígenes datan del siglo XVII. Alberga un museo de la cultura del aceite, donde podrás tener un primer contacto con la historia de este producto y conocer las distintas variedades de aceituna, las técnicas de prensado, los métodos de elaboración tradicional... El complejo acoge un hotel de 28 habitaciones distribuidas en torno a un patio y decoradas a partir de muebles de madera de olivo, una escuela de hostelería que rinde culto a este manjar y dos restaurantes.
www.ehlaguna.com/hotel

El Cresol
En Calaceite, uno de los conjuntos histórico artísticos de la comarca del Matarraña, en la provincia de Teruel, un antiguo molino de aceite de 1735 ha dado origen a este pequeño hotel con encanto que, en algunos de sus rincones, recuerda el primitivo uso del inmueble. Así en la bodega se conserva una gigantesca muela de piedra y sus habitaciones llevan nombres de variedades de aceitunas: picual, hojiblanca, arbequina, empeltre y molino. Las suites gozan de excelentes vistas de los puertos de Beceite y detalles de gran confort. La buhardilla, asomada a una pequeña terraza, ha sido diseñada para la lectura o los juegos en familia.
www.hotelcresol.com

Molino del Arco
Rodeado de olivos y con todo el magnetismo que le da la ciudad malagueña de Ronda se descubre este antiguo cortijo con almazara cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII. Ofrece 15 habitaciones y suites bautizadas con variedades de aceituna que aúnan la serenidad del campo de olivos y la elegancia de las casas nobles rondeñas. No faltan varios salones de estar y dos piscinas. En el restaurante, los mejores productos de la tierra y de la huerta y, por supuesto, el mejor aceite.
www.hotelmolinodelarco.com

La Almazara de Valdeverdeja
Es un lugar ideal para disfrutar de los placeres de la vida sencilla: la calma, el campo, el silencio, la buena cocina, las habitaciones espaciosas… Al edificio de la vieja prensa de aceite se suma el pequeño hotel y un puñado de villas-suites repartidas por la finca, un conjunto fiel a la tradición de las grandes casas manchegas, como ésta en la provincia de Toledo. En la almazara, que conserva en funcionamiento la maquinaria, ahora se fabrican jabones artesanales de aceite de oliva. El restaurante, de cocina tradicional e imaginativa, trabaja con mimo las materias primas locales: las carnes, los quesos, los vinos y -cómo no- el aceite virgen.
www.almazaradevaldeverdeja.com

Hacienda La Colorá
Al cultivo ecológico de olivos se dedica la amplia finca de 100 hectáreas de extensión en la que se levanta esta hacienda cordobesa, en plena Sierra Morena. Se organiza en torno a un gran patio central empedrado y conserva elementos del antiguo molino, como el muro de contrapeso, bodegas originales y el aljibe, que suministraba el agua necesaria en el proceso de elaboración del aceite. Construida con piedra molinaza, ofrece 13 habitaciones de decoración sobria y rústica. Los jardines son un excelente mirador para contemplar la sierra y la campiña.
www.lacolora.com

Torre del Visco
En un paraje aislado de la comarca del Matarraña, en la provincia de Teruel, rodeado de olivos, huertos y bosques se descubre esta masía noble del siglo XV, perteneciente a la prestigiosa cadena Relais & Châteaux. Se trata de un laberíntico y solitario alojamiento, entre cuyos románticos interiores, de británica elegancia, sobresale la suite de la torre, el salón con piano y la biblioteca. El aceite que se ofrece en la excelente cocina mediterránea del restaurante se elabora en la almazara propia. También organizan catas de aceite y vino. Un lujo donde sobra la televisión y el teléfono.
www.torredelvisco.com
 

Más sobre: