Mujer probando crema en su piel

9 errores al aplicar la crema de contorno de ojos

Conoce lo que no debes hacer al aplicarla y lo que sí

¿Ojeras? ¿hinchazón? ¿patas de gallo? ¿finas líneas de expresión? ¿círculos oscuros debajo de los ojos? La crema de contorno de ojos es sin duda un imprescindible en la rutina skincare de cualquier mujer. No importa la edad, esta delicada zona del rostro tiene una piel mucho más frágil y por lo tanto su cuidado debe ser especial. Asegúrate desde ya de conocer qué no debes hacer y qué sí.

¿Usas demasiada crema?

Asegúrate de usar solo la cantidad equivalente a un guisante, que es más que suficiente para ambos ojos. No creas que aplicar más crema tendrá alguna diferencia pues no obendrás mejores resultados por ello. Todo debe aplicarse en su justa medida y así no solo ayudamos a nuestra piel sino al bolsillo.

¿Sabes cuál es el orden en el que debes aplicar tu crema de contorno de ojos?

Cumple la siguiente regla sin importar cuántos productos incluyas en tu rutina de skincare: aplica cada cosmético de acuerdo a su consistencia. Así los más espesos irán de últimos y los más ligeros de primero. Si la crema de contorno de ojos es más rica y untuosa que la humectante va después del serum siguiendo esta sencilla lógica.

Mujer aplicando parches debajo de sus ojos para atacar las ojeras©Istock
Un tip cool para disminuir las ojeras es ofrecer a la zona del contorno un suave masaje linfático con ayuda de aceite de almendras: esto ayudará a mejorar la circulación y eliminar las toxinas.

¿Te secas el rostro antes de aplicar tus cremas?

Esto es un error, lo mejor será aprovechar la humedad tras lavar tu cara pues retendrás la hidratación. Aplica tu crema de contorno y tu hidratante cuando aún tengas la cara húmeda pues de este modo la piel húmeda crea menos fricción, y evitarás lastimarla.

¿Qué tan cerca de tus ojos aplicas tu crema?

Los párpados están fuera de juego definitivamente, por ello debes tener cuidado de no colocar crema muy cerca de los ojos pues puedes irritar las mucosas. Lo ideal es aplicarla a lo largo del hueso orbital, justo debajo de la ceja y debajo del ojo en forma de semicírculo.

¿Aplicas la crema con todas tus fuerzas?

Si crees que dar un masaje enérgico en esta zona hará una diferencia, puede que sí, pero no en el buen sentido. La piel más delicada del cuerpo humano es justo la que rodea los ojos. Por eso no debemos tratarla con brusquedad ni frotar. Un truco beauty es utilizar el dedo más débil, el anular, para aplicar la crema con suaves movimientos de palmaditas y golpecitos, de esta manera se absorberá adecuadamente y activará la circulación haciendo que las ojeras desaparezcan.


¿Te apuras demasiado?

Dale su tiempo a tu crema para los ojos antes de empezar a maquillarte. Así tendrá tiempo de absorberse. Uno o dos minutos será suficiente. De lo contrario terminarás esparciendo la crema por toda la cara.

¿Solo la en las noches?

Pues la crema de contorno de ojos debe aplicarse dos veces al día, en la mañana y en la noche. En la mañana la piel comienza el día vulnerable a a las agresiones externas y ambientales y debe protegerse; mientras que durante la noche la piel se regenera y repara.

Mujer aplicando crema en su rostro©Istock
No dejes pasar los años para comenzar a incluir crema de contorno de ojos en tu rutina de skincare. Actúa desde la prevención cuanto antes y tu piel lucirá mejor.

¿Cuánto esperas para comprar tu primera crema?

El contorno de ojos necesita hidratarse tal como el resto de tu piel. No hay por qué esperar a los primeros signos de envejecimiento en esta zona para comenzar a cuidarla. Una edad ideal para empezar a usarla es a los 20 años cuando aún no hay ojeras, arrugas o hinchazón, pero garantizarás no tener que lidiar con ellas posteriormente.

¿Te fijas en los componentes ?

Según la crema de ojos, tendrás opciones para combatir problemas como la retención de líquido, las ojeras o aminorar las líneas de expresión. Elige de acuerdo a tus necesidades y ve variando la fórmula a medida que cambien con el tiempo. Recuerda que las fórmulas con ácido hialurónico sirven principalmente para hidratar, las de retinol o vitamina A estimulan la regeneración celular y aumentan la producción de colágeno mientras que las que tienen vitaminas C y E sirven para iluminar y son antiaging.

De nada vale utilizar la mejor o más costosa crema del mercado, si no la aplicas adecuadamente. Así que ya sabes cómo, cuándo y dónde aplicarla y hasta de qué manera elegir la mejor para ti. ¡Anular a la obra!

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.