Chica con bata de baño

4 claves para cuidar del escote, una zona tan delicada como el rostro

Tu rostro comienza en la frente y 'termina' en el escote. Te parecerá algo extraño, pero créenos tiene todo el sentido del mundo y muchas lo desconocen. Incluir el escote a tu beauty routine de limpieza facial es tan importante como desmaquillar, tonificar e hidratar tu cara. Si aún no lo has hecho, queremos librarte de toda culpa contándote la importancia de incluir esta zona de tu piel a tu ritual de belleza. Sige leyendo y te contaremos algunos trucos que te facilitarán la nueva –o a veces olvidada– tarea. ¿Lista?

Chica desmaquillándose©Wenn
El escote es una de las zonas que podrá dejar en evidencia cuál es tu edad

La piel de esa zona es más delgada, sensible y seca

El escote es una de las zonas que podrá dejar en evidencia cuál es tu edad. Es potencialmente vulnerable a la aparición de arrugas, manchas así como de la tan temida flacidez en la piel. Y por ello, al igual que tu rostro, también necesita de cuidados especiales.

Y amarás realizarlos, pues no querrás que una de las zonas más sensuales de tu cuerpo envejezca prematuramente. Al no poseer musculatura propia y tener menor cantidad de fibroblastos, la piel es mucho más delgada y vulnerable, sin contar que es una de las más expuestas a los rayos UV.

Lo mismo ocurre con el cuello (otro gran olvidado), que tenderá a deshidratarse por la poca cantidad de glándulas sebáceas que tiene. Produce menos colágeno y elastina, lo que se traduce en aparición de pliegues y pérdida de firmeza. Debes saber además, que en esta parte de tu cuerpo, la epidermis, al igual que en el escote, también es mucho más delgada y no tiene folículos pilosos, lo que la hace muy sensible. Por fortuna, con estos consejos podrás recuperar el tiempo perdido. ¡Así que manos a la obra!

Mujer recibiendo tratamiento facial©Wenn
Si bien existen excelentes tratamientos en manos profesionales y tecnología que te ayudarán, el cuidado debe empezar en casa

Las claves para el cuidado

Si eres de las que confía su piel a una esteticista, ahora sabes por qué incluye en la limpieza facial al cuello y escote, y si no lo haces ¡Preocúpate! Si bien existen excelentes tratamientos en manos profesionales y tecnología que te ayudarán, el cuidado debe empezar en casa. En ese sentido, tu escote y cuello deberán recibir el mismo trato que tu rostro, tanto en las mañanas como en las noches.

1- Limpieza como base para el cuidado:

Te recomendamos usar un jabón muy suave, y si eres vulnerable a las espinillas, uno adecuado pero que no sea muy abrasivo. Lávalos con agua templada ¡Nunca caliente o exageradamente fría! Y para combatir las manchas, para ti lo más recomendable es realizarte un peeling de manera eventual, previa consulta con un profesional.

Chica con escote©GettyImages
Te recomendamos usar un jabón muy suave, y si eres vulnerable a las espinillas, uno adecuado pero que no sea muy abrasivo

2- Tonifica hidrata y protege del sol:

En ambos, deberás utilizar un tónico para equilibrar el pH así como aplicar crema hidratante y protector solar sobre todo en el escote, ya que es un área altamente vulnerable a los rayos UV. En el caso específico del cuello, deberás desmaquillarlo. Y si eres de las que coloca mascarillas... ¡Exacto!, también deberás extenderla en estas dos zonas, sobre todo si ya pisaste la tercera década de tu vida.

3- Aplica productos especiales:

Es recomendable que apliques cremas reafirmantes o con efecto lifting de manera preventiva y optar por productos anti edad. La mejor forma de hacerlo en el caso del cuello, la sugiere Claire Morriseau, Directora de Formación de Tratamiento de Guerlain, en una entrevista dada a Marie Claire.

Deberás dar mansajes descendentes de arriba hacia abajo mientras se absorbe el producto. Prueba además colocando tus manos abiertas sobre la base del cuello y los dedos detrás de la nunca. Ahora solo deberás presionar con la punta de los dedos por unos segundo y repetir al menos 10 veces.

Mujer en bata de baño©Wenn
La postura también influye, manténte derecha y evita las marcas

Mientras que para el escote, lo ideal es colocar la crema de abajo a arriba, desde el pecho y hacia los hombros. “Después, para estimular y reafirmar, se deben colocar las manos abiertas sobre el pecho en posición horizontal, una al lado de la otra y tirar de ellas hacia fuera al tiempo que se ejerce presión con la punta de los dedos”. Recuerda realizar 10 repeticiones.

4. La postura también cuenta

Si eres de la que pasa horas frente a la computadora, es importante que la coloques a una altura que le permita a tu cuello estar de forma vertical de esta manera evitarás que se marque. Lo mismo ocurre cuando duermes. Si te acuestas de lado, tu almohada deberá ser alta y no muy blanda. Si duermes boca arriba, deberás optar por una más baja. Para ti la prioridad será no forzar tu cuello.

Otra excelente forma de prevenir el envejecimiento en la piel del cuello, es ejercitándolo. Solo basta con colocarte frente al espejo y gesticular lentamente pero de forma muy exagerada mientras pronuncias las vocales, puedes hacerlo al menos dos veces al día…incluso ayudarás si eres vulnerable a tener papada. ¿Convencida? Seguro que sí. Ahora sabes qué tan importante es incorporar tu cuello y escote a tu ritual de belleza.