Mujer en toalla

¿Puede el estrés causarte celulitis?

Tu cuerpo podría estar necesitando calma y descanso si quieres luchar contra la molesta 'piel de naranja'

La ciencia y la estética dedican una parte de sus esfuerzos a combatir la celulitis, uno de los problemas estéticos más molestos que afecta a la mayoría de la población femenina. De acuerdo a las investigaciones el sistema hormonal y la preparación permanente de nuestro cuerpo para la maternidad generarían señales al organismo para retenergrasas. Lamentablemente la forma de conservar esos lípidos se hace en cúmulos desordenados que se convierten en la llamada 'piel de naranja'.

Los buenos hábitos alimenticios, la hidratación, el ejercicio, las técnicas y los productos anticelulíticos, incluso hasta la forma de vestir pueden ayudarnos a disimular y disminuir los desagradables huequitos. Sin embargo, el estrés puede estar actuando en tu contra cuando se trata de combatir lacelulitis.

Prueba del pellizco para ver la celulitis©GettyImages

Así es, las tensiones no son las causantes del problema eso ya está claro. Pero, pueden estar contribuyendo a que empeore o a que no veas ningún tipo de progreso, pesar de que sigas a pie de la letra las recomendaciones para erradicarla.

Te explicamos,cuando nos estresamos el organismo eleva sus niveles de cortisol. Si bien esta hormona se produce naturalmente porque es necesaria para aumentar los niveles de energía de cada jornada, proteger el sistema inmunológico y contribuir en el funcionamiento de la memoria, su producción ‘exagerada’ tiene efectos negativos en el aumento de grasa e incremento de la presión arterial, además de otros trastornos.

Masajeador contra la celulitis©GettyImages

El hipercortisolismo ordena al cuerpo que almacene grasa y una de las maneras de hacerlo es depositando los lípidos debajo de la piel, con los efectos antiestéticos y hasta dolorosos, que al tacto pueden llegar a tener.

Así que si consideras que pese a los hábitos saludables (nutrición balanceada, sin gaseosas, azúcares refinados al mínimo, nada de comida chatarra, buena hidratación, las prácticas deportivas y tratamientos con terapias anti-celulititicas) no logras avances: ¡relájate! Mantén un estilo de vida sano, pero sobre todo procura encontrar la manera de manejar el estrés.

Así que incluye en tus rutinas de ejercicios prácticas de relajación como el yoga o la meditación. Busca el método que mejor funcione para ti a conseguir este objetivo. También debes procurar tener suficientes horas para dormir. El descanso es un proceso fisiológico vital: los niños crecen durante ese tiempo, los músculos se reponen y tonifican cuando son estimulados y descansan, las células se reponen, y el cerebro se recupera del estrés, en las horas destinadas a dormir. Claro está, eso no justifica que lo hagas en exceso.

En tus hábitos alimenticios, intenta disminuir el consumo de bebidas estimulantes, como el café y el té negro, al menos en horas de la tarde y noche. Sustitúyelos por infusiones relajantes como el jazmín, la valeriana o la manzanilla o incluso el té verde.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.
More about