¿Se puede eliminar la celulitis? Métodos para mantenerla al margen

Las soluciones más buscadas para combatir la piel de naranja

El cuerpo femenino tiene entre sus principales atacantes la celulitis. Son pocas las afortunadas que no deben luchar contra este problema. Las estadísticas revelan que solo una de diez mujeres no la padece. Así que la mayoría de las mortales debemos buscar cómo eliminar la celulitis. Por eso dedicamos horas de ejercicio, compramos cosméticos y nos realizamos tratamientos especializados para combatir la llamada 'piel de naranja'.

De acuerdo a los especialistas eliminarla es practicamente imposible, pero si puedes atenuarla y hacer que las zonas problemas se vean mucho –muchísimo– mejor. Para poner manos a la obra y hacer que esos odiosos depósitos de grasa no se apoderen de tu abdomen, glúteos, caderas y piernas principalmente, puedes tomar varias medidas:  

mujer-con-patineta1VER GALERÍA

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

1. Toma mucha agua. De dos a tres litros por día.

2. Vigila tu alimentación: disminuye  el consumo de sal para evitar retener líquido. Consume más vegetales, proteínas y grasas buenas. Mantén al margen las frituras, las harinas, gaseosas, azúcares procesados y comida chatarra. 

mujer-toma-agua1VER GALERÍA

3. Realiza ejercicios, esto propiciará que tu cuerpo queme grasas y elimine líquido y toxinas. Al tonificar los músculos la piel también se verá más tersa y disimulará los desagradables 'huequitos' y elevaciones. 

4. Usar productos anticelulíticos. La gama en el mercado es extremadamente amplia. Sin embargo, hay tres ingredientes que gozan del reconocimiento público en su  lucha contra la celulitis: la cafeína, el té verde y la centella asiática. (Te contamos más detalles de estos tres productos en la galería).

productos-anti-celulitis1VER GALERÍA

5. Incluso hay quienes recomiendan el consumo tanto del té verde como de la centella asiática como diuréticos naturales que ayudan a mejorar la condición de la piel.

Una vez tomadas estas medidas aplica correctivos directos sobre la piel. No todos los tratamientos resultan efectivos a todas las mujeres. Es probable que debas probar varios métodos terapéuticos antes de que consigas el que te ayude. Entre algunos muy usados se encuentran:

6. Sistemas de radio frecuencia corporal: además de ser una alternativa para la flacidez resulta ser un método que mediante un calentamiento profundo y controlado trata el tejido subcutáneo y mejora la circulación. Es una técnica no invasiva e indolora que ayuda al organismo a eliminar esas toxinas que no puede eliminar espontáneamente y que se alojan en forma de grasa.

tratamiento-celulitis1VER GALERÍA

7. La vacumterapia es una técnica francesa que actúa por succión a través de la piel, con un equipo de cabezales diseñados para la aspiración o 'masaje vacuum'. Cada cabezal de aspiración está diseñado de acuerdo a la zona a ‘drenar’. Aunque se  usa desde los años 90, cada día se actualizan y mejoran los instrumentos; y con ello su efectividad.  

8. La carboxiterapia es un tratamiento subcutáneo con dióxido de carbono medicinal. Puede realizarse a través de un equipo electrónico que realiza una especie de inyecciones subdérmicas que destruyen las células de grasa.

9. Los métodos anticelulíticos y los drenajes linfáticos –muy populares a la hora de atacar la celulitis– ofrecen soluciones temporales, mejoran la textura y la firmeza de los tejidos. Pero no son permanentes y es necesario realizar nuevas sesiones con el paso del tiempo. Además de aplicar las medidas que sobre estilo de vida ya mencionamos anteriormente.

mujer-en-spa1VER GALERÍA

10. Es importante que además recuerdes tratar de usar la ropa más holgada. La ropa muy ajustada al cuerpo impide una buena circulación, con lo que emperora y hace más notorios los hoyuelos de la grasa localizada.

La celulitis -que ataca a hombres con problemas de obesidad y a mujeres sin importar su peso- es imposible de erradicar completamente. Pero se puede reducir y disimular notablemente. Eso sí requiere de prácticas saludables. Está en tus manos.

Más sobre