Carlos Gustavo de Suecia explica los motivos de delimitar la Familia Real sueca en su discurso de Navidad

El pasado octubre el soberano sueco anunció su decisión de retirar los títulos reales a los hijos de los príncipes Carlos Felipe y Magdalena. En el tradicional mensaje a la nación, ha aclarado nuevamente la razón de la sorprendente resolución

Hay decisiones que marcan un antes y un después. A principios de octubre la Casa Real sueca sorprendía con una de esas precisamente que anunciaban cambios definitivos, que lo que era no volvería a ser como era: el rey Carlos Gustavo había decidido delimitar el núcleo duro de la Familia Real sueca. A partir de ese momento cinco de sus nietos, los hijos de los príncipes Carlos Felipe y Magdalena, dejaban de ser Altezas Reales y miembros de la Familia Real, que no por supuesto de la Familia del Rey.

reyes-suecia-crs-2zVER GALERÍA

Carlos Gustavo de Suecia anuncia importantes cambios en la Casa Real

¿Un revés para sus hijos? ¿Cómo queda la sucesión al trono sueco? Las claves del anuncio

Magdalena y Carlos Felipe de Suecia se pronuncian tras la decisión de su padre

La medida suscitó polémica, pero había precedentes (el rey Juan Carlos hizo lo propio en aquellos tiempos del Caso Nòos) y todo apunta a que tampoco serán casos aislados, sino una tendencia generalizada en unos pocos años en aras de la supervivencia de la institución, incluso en Cortes Reales tan conservadoras y numerosas como la británica con quince miembros en su seno. Si bien la decisión desconcertó a los suecos, se anunciaba tras la presión de los medios de comunicación suecos, que antes del recorte reclamaban mayor presencia en casa a la princesa Magdalena y su familia. 

estelle-suecia-csr-1zVER GALERÍA

Los cinco pequeños, los príncipes Alexander y Gabriel, hijos de Carlos Felipe y Sofía de Suecia, y los príncipes Leonore, Nicolas y Adrienne, hijos de Magdalena de Suecia y Chris O’Neill, que tras su estancia en Nueva York y en Londres residen ahora en la soleada Miami, no tendrán los los mismos derechos ni los mismos deberes reales de sus primos. Así, no percibirán una asignación del erario público como miembro de la Familia Real sueca, pero serán libres para labrarse su propio futuro.

Una decisión crucial como esta ha tenido debida atención en el tradicional discurso de Navidad de Carlos Gustavo de Suecia: “A principios de año tomé la decisión de definir lo que se conoce como la Casa Real. La intención era aclarar qué miembros de la Familia Real actuarán como representantes oficiales de Suecia en el futuro. Para mí, es una forma de acotar cuáles son las expectativas. Espero que la decisión sea útil cuando mis nietos tengan que labrarse su propio futuro. Pero para ese día aún queda mucho”.

magdalena-sueciaVER GALERÍA

No obstante, los nietos aludidos seguirán siendo considerados príncipes y princesas y continuarán ocupando su mismo puesto en la línea de sucesión al trono, aunque su título no será transferible por parentesco ni a su cónyuge ni a su descendencia. Ya en su momento tanto el príncipe Carlos Felipe como la princesa Magdalena se declararon conformes con la decisión del rey Carlos Gustavo y valoraron positivamente la oportunidad que suponía para el futuro de sus hijos.

Como ya adelantaba el retrato oficial de la Familia Real sueca de este verano, protagonizado solo por los reyes Carlos Gustavo y Silvia, los príncipes herederos Victoria y Daniel y sus hijos, los príncipes Estelle y Oscar, a diferencia de los multitudinarios con la familia al completo de otros años anteriores, y como ponía en valos el posterior retrato de las tres generaciones reinantes, protagonizado por el Rey, su Heredera y la heredera de la Heredera, el núcleo duro asumirá el grueso de la agenda oficial, aunque por supuesto los príncipes Carlos Felipe y Sofia y la princesa Magdalena seguirán prestando sus servicios siempre que el reino lo requiera.

carlos-felipe-igVER GALERÍA

Más sobre