Todo lo que sabemos de la confirmación de Ingrid Alexandra

La hija de Haakon y Mette Marit recibe el sacramento este sábado en el Castillo Real de Oslo

La cuenta atrás ha comenzado, quedan menos de 24 horas para que la princesa heredera al trono noruego, Ingrid Alexandra, reciba el sacramento de la confirmación. Un acto muy especial en el que la hija mayor de los príncipes Haakon y Mette-Marit estará acompañada no solo por sus familiares más cercanos sino también por una selecta representación de algunas casa reales europeas entre las que destaca la danesa, la sueca y la española ya que dentro de esas monarquías se encuentran algunos de los padrinos de bautizo de la protagonista. 

La lista completa de invitados

Hace solo unas horas, la Casa Real, que ha ido ofreciendo información a lo largo de los últimos días, hacía público el listado completo de asistentes, encabezado por los miembros de la Familia Real, entre los que veremos a los reyes Harald y Sonia de Noruega, a la princesa Marta Luisa con sus tres hijos, a la princesa Astrid y, por supuesto, a los padres y a los dos hermanos de Ingrid, el príncipe Sverre Magnus y Marius Borg, quien decidió alejarse de la vida pública en 2017.

Entre las personalidades que serán testigos de este acto religioso tan especial para Ingrid Alexandra se encuentran también la princesa Victoria de Suecia, que podría acudir con su familia a pesar de que este dato aún no se ha confirmado, Federico y Mary de Dinamarca, que se desplazarán hasta Oslo con su primogénito, el príncipe Cristian, y el rey Felipe, que acudirá solo tal y como ha confirmado la Casa Real española. La presencia del jefe de Estado de nuestro país ha estado en el aire hasta última hora ya que todo dependía de la evolución de don Juan Carlos, que se sometía hace una semana a un triple bypass del que aún se está recuperando en el hospital.

La princesa también contará con la orgullosa mirada de Marit Tjessem, su abuela materna, que es una de sus madrinas de bautizo, y de otros familiares por parte de Mette-Marit. Además, asistirán distintos miembros de la esfera política del país como el presidente del Parlamento,  Tone Wilhelmsen Trøen y Per Kristian Trøen, la primera ministra, Erna Solberg y Sindre Finnes, los alcaldes de Oslo y Asker, Marianne Borgen y Lene Conradi, los embajadores de Suecia, Dinamarca y España, diferentes jefes de Policía así como representantes de la sociedad civil, entre otros.

Los detalles del lugar elegido

La ceremonia comienza a las 12 del mediodía y tiene lugar en el mismo sitio en el que Ingrid Alexandra fue bautizada, la capilla del Palacio Real de Oslo, la residencia oficial de Harald y Sonia de Noruega. Se sabe, además, que estará oficiada por Helga Haugland Byfuglien, cabeza de la Conferencia Episcopal noruega, y Kari Veiteberg, una mujer de 58 años que ocupa desde 2017 el cargo de Obispo de Oslo, tomando así el relevo de Ole Christian Kvarme.

Tras la misa, los Reyes ofrecen una comida en honor a su nieta que podría celebrarse con todos los invitados en el salón de baile. Este lugar se usa normalmente para banquetes oficiales o para la entrega de condecoraciones. Además, fue allí donde los padres de Ingrid de Noruega celebraron el baile de su boda. Otra de las localizaciones posibles para este banquete es el Gran Comedor, que normalmente sirve como escenario para cenas de galas durante visitas de estado, aniversarios y otras ocasiones especiales.

Los regalos y felicitaciones a la princesa

 Todos los asistentes podrán felicitar personalmente a Ingrid Alexandra por su confirmación, que será retransmitida en directo por los canales noruegos NRK1 y TV2, algo que deja claro la importancia que tiene este acto para la familia real del país. Además, aunque se trata de un acto privado, han querido hacer partícipes a todos los noruegos y en la web oficial de la Casa Real han habilitado hasta la medianoche del sábado un espacio en el que pueden trasladar mediante un mensaje sus mejores deseos a la heredera. Además, el Palacio Real se ha abierto entre las 3 y las 6 de la tarde del 30 de agosto para escribir personalmente en el libro de felicitaciones que se ha facilitado.

Se espera que la princesa tenga diferentes regalos en el día de su confirmación, pero uno de los más especiales lo ha recibido con antelación. Han sido sus abuelos paternos quienes le han obsequiado con el bunad que vestirá en el servicio religioso. Un traje tradicional de Noruega que está inspirado en una pieza del siglo XIX. Tanto Ingrid como la reina Sonia han participado activamente en el proceso de creación ya que a ambas les hacía ilusión elegir los detalles y estar presentes en cada una de las fases.

Más sobre

Read more