La princesa Mette-Marit habla sobre la difícil relación con su padre alcohólico

 

La princesa Mette-Marit aprovechó ayer uno de los encuentros de su viaje literario en tren para contar detalles íntimos sobre su vida personal y su relación con su padre: "Uno de los temas más complicados en mi vida ha sido la relación con mi padre y la relación con la muerte", explicó la Princesa, quien reveló la influencia que tuvo en ella Mi lucha, del noruego Karl Ove Knausgård, en el que habla sobre la muerte de su propio padre. Cuando leyó a Knausgård por primera vez, sintió "como si algo dentro de mí se hiciera pedazos y se abrió un agujero en mi pecho. Era invierno, estábamos en una cabaña y cuando salí a esquiar, era como si el viento soplara a través de mí".

La princesa Mette-Marit tuvo una relación ambivalente con su padre, Sven O. Høiby, quien intentó sacar provecho de la popularidad de su hija al convertirse en Princesa en su propio beneficio. Pero se sabe que ambos hicieron las paces antes de su muerte de cáncer de pulmón en 2007. "Cuando mi padre murió, hubo muchas cosas que no pude decir, muchas que no entendía y que me reprochaba. Knausgård escribió sobre su padre, pero yo sentí que lo hacía sobre el mío".

La Princesa leyó a continuación varias frases del libro que significaron mucho para ella: "Porque el hombre es sólo una forma entre otras que el mundo expresa una y otra vez, no sólo en lo que tiene vida, sino también en lo que no la tiene, dibujado en la arena, la piedra, el agua". "Y la muerte, que siempre había considerado algo del mayor tamaño en la vida, oscura, no era más que un velo que se deshace, una rama que el viento quiebra, una chaqueta que se desliza del perchero y cae al suelo".

"De pequeña sentía que siempre había algo que tenía que ocultar, porque ninguno de mis amigos sabía que mi padre era alcohólico. Creo que la alegría que he tenido por poder desaparecer en el mundo de los libros se vio fortalecida por eso. La literatura es importante para poder entender las cosas más importantes en nuestra vida, lo que nos hace más vulnerables, lo que hace que llevemos con nosotros la vergüenza".

Más sobre