Mette-Marit de Noruega, a punto de cumplir 10 años como princesa: 'Yo no era la candidata más típica para el papel y fue un cambio muy grande'

La esposa del príncipe Haakon ha concedido una entrevista al diario noruego 'VG' con motivo del décimo aniversario de su boda con el Heredero, que celebrarán el próximo día 25 de agosto

Amoldarse al rol de princesa heredera fue la principal tarea de Mette-Marit de Noruega durante los primeros años posteriores a su boda con el príncipe Haakon, según ha admitido ella misma en una entrevista publicada por el diario noruego VG con motivo del décimo aniversario del enlace real de la pareja, que se cumple el próximo día 25 de agosto.

"Yo no era la candidata más típica para el papel. Fue un cambio muy grande, así que los primeros años los usé simplemente para familiarizarme con el rol que había asumido. Luego empecé a pensar en qué asuntos quería realmente dedicar mi tiempo, cuáles eran lo suficientemente importantes como para que les dedicara mucho tiempo", afirmó la princesa.

Una de las cuestiones que más ocupan a la esposa del Heredero es la lucha contra el Sida en calidad de representante especial de ONUSIDA, un compromiso "para toda la vida" que adquirió tras conocer hace unos años a pacientes afectados por esos síndromes en una visita a Malawi, poco después de haber dado a luz a su segundo hijo. "Allí conocí a madres que estaban sentadas con sus hijos agonizantes en el regazo. Había un niñito sin vida junto a su madre que me miraba con aquellos ojos. Nunca olvidaré esa mirada. Acababa de ser madre relativamente hacía poco, y esa experiencia me dejó una huella profunda", dijo Mette-Marit.

En la entrevista, la nuera de los reyes Harald y Sonia señala a su madre, Marit Tjessem, como su "principal ejemplo" y la define como "una persona increíblemente cariñosa y la más bella del mundo”. “No podría haber sido más afortunada con ella", ha declarado la princesa.

Con motivo de la celebración en la Catedral de Oslo para conmemorar el décimo aniversario de la boda -a la que están invitados amigos, familia, conocidos y representantes de la Noruega oficial-, la Casa Real ha anunciado además que habrá 200 entradas para el público en general, por deseo expreso de los príncipes herederos. Para aquellos que no puedan entrar en la catedral será posible asistir luego a un acto en la plaza de la Universidad de Oslo, donde se recordará también el décimo aniversario del Fondo de los Príncipes Herederos.

Más sobre