Los amores de Mette-Marit de Noruega

La princesa se deshizo en mimos hacia el príncipe Haakon y su hijo mayor, Marius, durante la clausura del campeonato de esquí nórdico

La princesa Mette-Marit, el príncipe Haakon y su hijo MariusVER GALERÍA

 

El querer de una princesa es casi siempre silencioso. Y es que el rígido protocolo de la realeza permite pocas licencias a las muestras de cariño en público. Pero toda regla tiene su excepción: los actos oficiales de carácter deportivo. Juegos Olímpicos, mundiales de fútbol, abiertos de tenis o campeonatos de esquí no sólo arrancan a los miembros reales un sinfín de emociones (nervios, euforia, desilusión, sorpresa, diversión…) acorde al destino de sus equipos y deportistas, sino también cálidos gestos de unión, complicidad y romanticismo. Como los que la princesa Mette-Marit protagonizó ayer en la clausura del campeonato de esquí nórdico.

 

nullVER GALERÍA  

 

Que la princesa noruega es una esposa amantísima y toda una madraza se ha visto a lo largo de sus casi diez años (los cumple el próximo 25 de agosto) de matrimonio con el príncipe Haakon. Un derroche de besos, abrazos y gestos cariñosos hacia dos de sus grandes amores, su marido y su hijo mayor, Marius, el único de los tres que acudió a esta última cita deportiva, lo ha atestiguado gráficamente este fin de semana. La princesa Mette-Marit, que mostró por una ocasión su lado más pasional, se deshizo en mimos hacia sus dos hombres y también se dejó querer por ellos.

De este modo, y a pesar de todas las miradas de los curiosos, no dudó en celebrar los triunfos de Noruega abrazando y besando a su marido, que le correspondió de la misma forma con cada éxito de los suyos, así como también a Marius, un hincha de pro, que animó a los esquiadores noruegos de todas las formas posibles, hasta con el nombre de su país escrito en la frente. Las celebraciones de los príncipes Haakon y Mette-Marit no han sido las únicas muestras de cariño que se han visto estos días en el palco real de Holmenkollen: Victoria y Daniel de Suecia aparecieron juntos y muy cariñosos en Noruega. Las emociones hablaron.

 

nullVER GALERÍA

Más sobre