¡De 'royal' a actor! Alberto de Mónaco emula a su madre, Grace Kelly, con un papel cinematográfico

El príncipe ha participado, este fin de semana, en el 'remake' de un cortometraje de 1976

C'était un rendez-vous es un corto de origen francés que se rodó en el año 1976 y que estuvo a los mandos de Claude Lelouch. El filme mostraba un recorrido a toda velocidad de tan solo ocho minutos de duración por las calles más emblemáticas de la ciudad París. Ha pasado casi medio siglo desde que aquella producción vio la luz y el director de cine galo, que en la actualidad tiene 82 años, ha querido homenajearla con una suerte de remake para el que ha contado no solo con un piloto de Fórmula 1, sino también con un príncipe: Alberto de Mónaco.

Alberto de Mónaco en el remakeVER GALERÍA

El cineasta trasladaba la localización de la ciudad del amor a Montecarlo, donde este fin de semana estaba previsto que se celebrase el Gran Premio de Mónaco de F1. Lelouch, que se grabó en los años 70 conduciendo para el cortometraje, recurría en esta ocasión a Charles Leclerc, que se ponía al volante de un Ferrari rojo que sorprendía con su motor y su velocidad a cuantos viandantes se encontraban en ese momento en la calle o asomados a los balcones de sus casas. El rodaje de Le Grand rendez-vous despertaba este domingo una gran curiosidad entre los ciudadanos de Mónaco, que no daban crédito ante la idea de ver a un príncipe convertido, aunque fuera solo por unas horas, en actor cinematográfico.

Alberto de Mónaco junto al FerrariVER GALERÍA

Como el resto del equipo del filme, Alberto de Mónaco siguió atentamente las instrucciones dadas por Lelouch en la escena que le tocaba rodar y cuyo resultado podrá verse el próximo 2 de junio en el Canal +1. El hermano de Estefanía de Mónaco acudió a la grabación -en la que también se dejó ver el presidente de Ferrari, John Elkann- junto a su sobrino Louis Ducruet, gran aficionado a los deportes de motor, y a la mujer de este, Marie.

Aunque pueda sorprender la faceta de Alberto de Mónaco delante de las cámaras, lo cierto es que no es de extrañar si pensamos en que su madre fue una de las grandes actrices de Hollywood. Grace Kelly fue musa del director de cine Alfred Hitchcook y llegó a ganar un Oscar en 1955. Protagonizó numerosas películas, pero la más importante de todas fue la que vivió fuera de las pantallas, cuando se enamoró de Rainiero de Mónaco. Su historia de amor terminó en 1982, cuando falleció trágicamente.

Jazmin Grimaldi reflexiona sobre la historia de su familia en la casa de su abuela Grace Kelly

Alberto de Mónaco en el rodajeVER GALERÍA

Precisamente una de las hijas de Alberto de Mónaco, Jazmin Grace Grimaldi ya siguió los pasos de su abuela Grace en algún que otro proyecto. El año pasado, por ejemplo, se unió al elenco de La maravillosa señora Maisel, serie inspirada en los años 50. El estilo, la elegancia y la historia de Grace Kelly han servido de inspiración en varias ocasiones para la joven, que no deja de recordar a la actriz cada vez que tiene oportunidad. 

Haz click para ver el documental de Alberto de Mónaco, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Más sobre