Como en los viejos tiempos: Estefanía de Mónaco vuelve a vivir con sus dos hijas

La hermana del príncipe está pasando estas semanas de confinamiento en casa con Pauline Ducruet y Camille Gottlieb

El coronavirus ha obligado a algunas familias a separarse y vivir el confinamiento en casas diferentes. Otras, sin embargo, han tenido que aprender a convivir de nuevo bajo el mismo techo, después de mucho tiempo sin hacerlo. Estefanía de Mónaco, por ejemplo, ha reunido en su casa a dos de sus tres hijos, con los que está pasando estas semanas de cuarentena en un intento por contribuir a que el COVID-19 no se propague más de lo que ya está. Así, Pauline Ducruet y Camille Gottlieb se encuentran en el domicilio de su progenitora y es allí donde han vuelto a compartir vivencias juntas, algo que hacía tiempo que no ocurría.

Estefanía de Mónaco y sus hijasVER GALERÍA

"Desde que salí de Mónaco, no hemos pasado tanto tiempo juntas. Hemos estado varias semanas juntas en la misma ciudad, pero no bajo el mismo techo", ha explicado recientemente Pauline Ducruet en conversación con el canal Mónaco Info, al que ha desvelado que las tres estaban confinadas en casa de Estefanía de Mónaco. Madre e hijas no están solas en la misma casa, les acompañan sus respectivas mascotas, que les están haciendo esta cuarentena más amena y agradable. Eso sí, tal y como la propia Pauline -que hasta ahora ha vivido en Nueva York- confiesa, no están 24 horas pegadas unas con otras, sino que tratan de darse su espacio, aunque están felices de estar juntas. "Intentamos no estar unas encima de otras demasiado a menudo, solo para las comidas", reconoce la joven, que ha tenido que paralizar el lanzamiento de los diseños de su empresa de ropa. 

Ese momento del día, el del almuerzo, es en el que coincide Estefanía de Mónaco con sus dos hijas y, a juzgar por las imágenes que comparten Camille y su hermana con todos sus seguidores, lo están aprovechando para disfrutar de una gastronomía rica y variada. Las tres están empleando el confinamiento para, entre otras cosas, entrenar cuerpo y mente. Pauline, por ejemplo, practica yoga y Camille dibuja. Además, ambas tienen que sacar a pasear a sus respectivos perros. A las ocho de la tarde vuelven a juntarse para salir a la terraza y aplaudir al personal médico y de enfermería, en un gesto de apoyo y solidaridad. Una hora antes, en el Principado también se ha instaurado la tradición de cantar el himno y agitar banderas.

Estefanía de Mónaco y sus hijasVER GALERÍA

Quien no está con ellas en este período de cuarentena es Louis Ducruet, el otro hijo de Estefanía. El joven, que se casó el verano pasado, se encuentra en su casa con su mujer, Marie Chevallier, y el perro de ambos, Pancake. Se trata de una vivienda que tiene una bonita terraza en la que el matrimonio disfruta de algunos momentos de relax y aprovecha para salir al exterior y ver la luz del sol. Un privilegio que, sin duda, no tiene todo el mundo.

Tampoco los que en estos momentos han dado positivo por COVID-19, como su tío Alberto, por el que toda la familia está preocupada. El pasado 19 de marzo el Palacio Principesco confirmó que el príncipe monegasco había contraído el virus. Desde entonces permanece aislado de su mujer, Charlene, y de sus dos hijos, Gabriella y Jacques. Alberto de Mónaco ha continuado trabajando desde la oficina de su residencia, al igual que ha hecho Carlos de Inglaterra, quien también tiene coronavirus.

Haz click para ver el documental de Estefanía de Mónaco, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Más sobre