Jacques y Gabriella de Mónaco, el talismán del equipo de rugby del país de su madre, Sudáfrica

Los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco no han querido perderse uno de los encuentros más importantes de la Copa Mundial de Rugby

El deporte ocupa un papel muy importante en la vida de Alberto de Mónaco y Charlene de Mónaco. La princesa, además de ser exnadadora profesional, es también aficionada a otras muchas actividades, al igual que su marido, quien siempre apoya públicamente a equipos y profesionales en competiciones internacionales. Es por eso que el matrimonio ha querido inculcar desde muy pequeños a los mellizos, Jacques y Gabriella, su pasión por las diferentes disciplinas. Algo que ha quedado patente en su último viaje familiar en el que los cuatro han puesto rumbo a Japón con la finalidad de ser testigos en primera persona de la Copa del Mundo de Rugby.

Alberto de Mónaco, en el rugby con sus hijosVER GALERÍA

Jacques y Gabriella de Mónaco sorprenden como unos auténticos hinchas del rugby

Jacques y Gabriella de Mónaco pisan la alfombra roja como dos estrellas del rock

Alberto de Mónaco, Charlene de Mónaco y los príncipes Jacques y Gabriella se han convertido en los mejores talismanes para el equipo de rugby de Sudáfrica, a cuyos jugadores han animado con efusividad este domingo desde las gradas del International Stadium Yokohama en su encuentro contra Gales. Un partido en el que han vencido por 19-16, resultado que les coloca inmediatamente en la final del Mundial. Una noticia que han vivido con enorme efusividad y alegría los citados miembros de la familia real monegasca, que llegaron al estadio con banderines de Sudáfrica para mostrar su apoyo a los Springboks.

"Gran juego hoy. Deseando a ambos equipos la mejor de las suertes", decía Charlene de Mónaco en la imagen que ha compartido, en la que se ve al príncipe Alberto con un traje azul sentado en las gradas entre sus mellizos mientras los tres miran atentamente al terreno de juego con las banderas de Sudáfrica en la boca y sin separarse de los 'invitados' que les acompañaron al partido: dos adorables monos de peluche -el del niño de color blanco y el de la niña de color rojo- a los que agarraban con fuerza. Un partido muy especial, y no solo porque era un encuentro decisivo e importante para todos los amantes del rugby, sino porque ganó 'su equipo', el del país de Charlene.

Los príncipes Jacques y Gabriella de MónacoVER GALERÍA

Esta foto ha recibido cientos de comentarios llenos de halagos y piropos para Jacques y Gabriella. "Oh, qué lindos los mellizos", "Sois maravillosos" o "Bienvenidos a Japón" o son solo algunas de las cosas que les han dicho al príncipe soberano de Mónaco y a su familia, a quienes muchos esperan ver el próximo fin de semana en el país nipón apoyando a Sudáfrica en el último partido de la competición, la gran final, en la que se enfrentarán a Inglaterra. Un Mundial histórico ya que se celebra por primera vez en la historia en Asia tras hacerse en diferentes sedes como Nueva Zelanda, Francia, Reino Unido, Australia...

Esta cita deportiva ha permitido volver a ver a los pequeños Jacques y Gabriella, a los que se vio por última vez en público hace casi dos meses. En ese momento, el príncipe, con una mochila verde, y la princesa, con una mochila de rayas blancas y moradas, acudieron emocionados y algo inquietos al lado de sus padres a su primer día en el colegio público Stella, situado en el distrito de Condamine, cerca de Palacio, tras estudiar el año pasado en La Petite Ecole. Una nueva etapa en la que se mostraron muy formales, atendiendo en todo momento las indicaciones de sus padres y profesores

Loading the player...

 

Más sobre