Los Hannover, enfrentados por la venta del Castillo de Marienburg

Ernesto de Hannover se opone a que su hijo mayor, el príncipe Ernst August, ceda la propiedad que ha pertenecido a la familia durante más de 150 años

La guerra continúa. Y es que a pesar de que hace unas semanas se informó de que el histórico Castillo de Marienburg, situado en la Baja Sajonia (Alemania), había sido cedido al Estado por una cantidad simbólica (un euro) para que se rehabilitara, parece que los trámites se han paralizado. Tras 150 años pertenciendo a la Casa Hannover, estaba previsto que la propiedad pasara a manos del Estado germano, después de que el príncipe heredero, Ernst August, y el ministro de Ciencia y Cultura, Björn Thümler, consiguieran llegar a un acuerdo tras siete largos años de negociaciones. 

Los Hannover, enfrentados por la venta del Castillo de MarienburgVER GALERÍA

El imponente castillo, que recientemente volvió a recobrar el esplendor de otras épocas gracias a la boda de Ernst August de Hannover y Ekaterina Malysheva, iba a someterse a unas necesarias obras de rehabilitación, ya que al parecer carece de sistema de calefacción y algunas de sus dependencias están prácticamente en ruinas. Sin embargo, tal y como ha publicado la prensa alemana, Ernesto de Mónaco, padre del príncipe heredero, se ha opuesto tajantemente a la venta de la fortaleza que le cedió en el año 2004. El diario Bunte asegura que el proceso se ha parado y que el exmarido de Carolina de Mónaco ha escrito una carta al Gobierno de la Baja Sajonia en la que prohíbe a su hijo que siga adelante con las negociaciones, afirmando que se trata de una compra "indigna e ilegal". 

- Ernst August de Hannover vende por un euro el histórico castillo de Marienburg

Los Hannover, enfrentados por la venta del Castillo de MarienburgVER GALERÍA

"No todo está cancelado, pero hay que esperar para ver cómo se soluciona esta disputa familiar", ha explicado una portavoz del gobierno al Hannoversche Allgemeine (HAZ). El mismo medio ha publicado las declaraciones del príncipe heredero, que asegura que "todos los contratos están, por supuesto, legalmente regulados". "Después de una revisión exhaustiva de la herencia, no hay duda de que tengo derecho en todos los asuntos relacionados con los bienes inmuebles y su inventario. No hay motivos para especular lo contrario", afirma Ernst, que había decidido vender el castillo porque la familia ya no podía soportar los gastos (el coste de una remodelación completa estaría alrededor de los 27 millones euros). Además, parece que contaría también con el respaldo de la princesa Carolina que, según varios medios, se habría posicionado a su lado en lugar de apoyar al que fuera su marido.

Por el momento, parece que la polémica no tiene fin y no va a ser sencillo llegar a un acuerdo, ya que tanto Ernesto de Hannover como su hijo siguen manteniéndose firmes en sus respectivas decisiones. Eso sí, el Ministro de Cultura de Baja Sajonia, Björn Thümler (CDU) hizo un llamamiento para que se arreglen e intenten encontrar una solución lo antes posible.

Más sobre