Carolina de Mónaco: derroche de elegancia en los premios que llevan el nombre de su madre, Princesa Grace

La Princesa de Hannover presidió la entrega de los Premios Princesa Grace, que este año han distinguido al actor Denzel Washington y a su esposa, Pauletta

Haciendo gala de la elegancia que la caracteriza y dotando de glamour al evento, la princesa Carolina de Mónaco fue anoche la anfitriona en Nueva York de los Premios Princesa Grace, unos galardones que otorga cada año la fundación que lleva el nombre de su madre, dotados con 18.000 euros y que reconocen los logros en las artes escénicas: teatro, cine y danza.


La princesa Carolina derrochó elegancia vestida de Chanel en la entrega de los premios que otorga la Fundación Princesa Gracia en Nueva YorkVER GALERÍA


Vestida con un Chanel de la colección primavera-verano de la temporada pasada, y luciendo un vistoso recogido en el pelo, la hermana mayor del príncipe Alberto ha tomado el testigo del soberano monegasco, que el año pasado fue el encargado de presidir esta gala en la ciudad de los rascacielos acompañado por su actual prometida, Charlene Wittstock.

En esta edición, los premios anuales creados por el príncipe Raniero en honor a su esposa han recaído en la directora y ganadora del Premio Tony Anna D. Shapiro, el oscarizado actor Denzel Washington y la esposa de éste, Pauletta. Shapiro ha recibido el Premio Estatua Princesa Grace, que reconoce sus logros en su campo. Por su parte, al matrimonio Washington se le ha galardonado con el Premio Príncipe Raniero III en reconocimiento a sus carreras y labor filantrópica.


La Princesa posa junto al actor Denzel Washington con su mujer, Pauletta, y la actriz Viola DavisVER GALERÍA


Pauletta Washington supervisa un programa de becas a familias en el Centro Médico Cedars-Sinai, que concede premios de hasta 1.800 euros al mes a estudiantes del departamento de neurocirugía. "Estamos muy bendecidos, y tenemos la bendición de ser una bendición para los demás. Ese es nuestro mantra familiar sobre darse a los demás. Lo más importante es apreciar lo que tenemos, y enseñárselo a nuestros hijos", dijo la mujer del actor al recibir el premio.

Todos los galardonados posaron con la Princesa de Hannover, así como algunos de los que se citaron bajo la bandera de Mónaco para rendir homenaje, un año más, a la desaparecida princesa Grace. En la gala pudimos ver rostros conocidos del mundo del cine, como la actriz Viola Davis o el actor David Schwimmer, el popular Ross de la serie de televisión Friends, que asistió con su esposa, Zoe Buckman.

En los últimos 25 años, la Fundación Princesa Gracia ha concedido alrededor de 700 premios que suman casi seis millones de euros a figuras emergentes en teatro, la danza y el cine estadounidenses. A la ceremonia anual de entrega de estos premios siempre asiste uno de los hijos de la recordada Princesa Grace.

Más sobre