La Familia Real de Mónaco nuevamente unida para celebrar el Día Nacional

Los monegascos han vuelto a disfrutar de la presencia de su soberano por el Día Nacional. El reencuentro fue dulce y emotivo después de que el año pasado, por primera vez en la historia de sus 53 años de reinado, Raniero III faltara a las ceremonias de las Fiestas del Príncipe, que acompañan tradicionalmente a la Fiesta tradicional monegasca, por encontrarse ingresado de urgencia en el Centro Cardiotorácico de Montecarlo a causa de una infección broncopulmonar.

No obstante, olvidado el recuerdo del amargo episodio del año anterior, todo volvió a ser como antes. Una vez más, el príncipe Raniero presidió junto a sus hijos todas las festividades y actos conmemorativos de la Fiesta Nacional. También, en esta ocasión, tal y como estaba previsto por el palacio de los Grimaldi, antes de que dieran comienzo las celebraciones (el 18 de noviembre, con la entrega de regalos, y galardones), sus tres hijos, la princesa Carolina, el príncipe Alberto y la princesa Estefanía volvieron a reunirse dejando al margen sus diferencias para estar al lado del monarca en estas fechas tan especiales para la Familia Real y sus conciudadanos.

Junto a ellos, se encontraban asimismo el príncipe Andrea, de quien se dice que si su tío el príncipe Alberto sigue sin casarse y sin tener descendencia podría heredar los derechos dinásticos del Principado, y Ernesto de Hannover, hijo y marido, respectivamente, de Carolina de Mónaco. En cambio, y como viene siendo habitual, desde que contrajera matrimonio el pasado 12 de septiembre, la princesa Estefanía asistió sola, sin su marido, el equilibrista Adans Peres, ni sus hijos, a todas las festividades.

Más sobre

Read more