Luxemburgo despide a la Gran Duquesa Josefina Carlota con honores de Reina

A lo largo de la misa, celebrada por el eterno descanso de la Gran Duquesa, la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo y el coro de la Catedral interpretaron algunas piezas de Bach, Mendelsom; Hommel, Mozart y Haendel marcando el final de la ceremonia fúnebre con el Adagio en re menor, de Bach.

El Panteón de la Familia Ducal
A la 13:00 de la tarde, se estableció en la catedral una segunda guardia de honor formada por el ejército y la policía Gran ducal. Centinelas que habrían de presentar armas al paso de los miembros de la familia gran ducal y los invitados que, antes de emprender su camino de regreso hacia el palacio Gran Ducal, honrarían por última vez los restos mortales de Josefina Carlota con un respetuoso saludo de cabeza.
La gran duquesa recibió sepultura, en la más estricta intimidad, en la Cripta neogótica de la Catedral de Notre Dame (1618 ). Un edificio de estilo gótico tardío, en cuyas cúpulas sobresalen tres impresionantes agujas. El panteón de los duques se encuentra en la parte inferior de la catedral. Un sótano de voluminosa arquitectura compuesta por doce columnas que dan soporte a la Iglesia y albergan los restos mortales de la Familia Gran Ducal, así como el de los obispos de Luxemburgo.
La entrada al panteón se hace a través de una escalera vigilada por dos impresionantes leones de bronce que llevan el escudo de armas de la dinastía ducal.

Más sobre

Read more