Carlos de Inglaterra y Emmanuel Macron, un encuentro marcado por una notable ausencia y muchos 'namasté'

Para el Heredero de la Corona británica este ha sido el primer recibimiento de un mandatario extranjero después del confinamiento

Poco a poco la vida parece ir volviendo a la normalidad y las agendas de las casas reales y de los jefes de Estado comienza a parecerse un poco a lo que había sido hasta que estallara la pandemia. Los Windsor han salido está semana de su confinamiento y Carlos de Inglaterra y la duquesa de Cornualles se han encargado de recibir al Presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron. Una cita que ha estado marcada por la ausencia de la Primera Dama y por un gesto que se está convirtiendo en universal: ¡Namasté!

carlos-macron-gtres-1VER GALERÍA

El encuentro comenzó con el recibimiento del mandatario francés en Clarence House, la residencia oficial de Carlos y Camilla, con la presencia de una división de los Guardias de Honor de Coldstream. Allí se notó la ausencia de la Primera Dama, Brigitte Macron, que según la prensa británica no había viajado para someterse a una operación quirúrgica en la retina, y comenzó un acto que se realizó en mayor medida al aire libre por prevención del COVID-19. 

carlos-macron-gtres-2VER GALERÍA

En una era en la que los abrazos y los apretones de mano han quedado desterrados, tanto Carlos de Inglaterra como Emmanuel Macron solucionan con un “namasté” todos los gestos de cortesía. Si bien para el Príncipe es algo habitual, por los vínculos históricos del Reino Unido con la India, en el caso del Presidente francés es algo que resultó muy comentado cuando comenzó hacerlo. Fue precisamente a principios de marzo, cuando Macron recibió a don Felipe y a doña Letizia con este gesto, habitual en la mayoría de países de Asia y que sirve como "hola" y  como "adiós, en el Palacio del Elíseo.  En esta nueva era post-coronavirus cada día este gesto esá más integrado, incluso como vemos en los encuentros al más alto nivel. 

carlos-macron-gtres-3VER GALERÍA

Para el Heredero de la Corona británica, que ha padecido el coronavirus y ha estado aislando en su residencia escocesa, esta era el primer recibimiento de un mandatario extranjero después del confinamiento; para Emmanuel Macron este viaje también era su primer viaje oficial y la ocasión para relanzar sus relaciones bilaterales cuando se cumplen los 80 años de un momento histórico, la alianza franco-británica ante la invasión nazi. Así durante este encuentro se ha escenificado un doble homenaje a Charles De Gaulle y a Winston Churchill. Esta cita, programada con motivo de este aniversario, llega la misma semana que Macron ha decretado el confinamiento en Francia. 

Más sobre