Windsor se viste de fiesta por la celebración del bautizo de Archie Harrison

La ceremonia ha suscitado gran expectación en las calles que rodean al castillo

No es la primera vez que la ciudad de Windsor es escenario de momentos para el recuerdo. El emblemático castillo que corona esta localidad del condado de Berkshire fue testigo del enlace entre Meghan Markle y el príncipe Harry. Además, fue allí donde el pasado 6 de mayo presentaron al pequeño Archie, que este sábado ha sido bautizado en la capilla privada del Castillo por el arzobispo de Canterbury. Los británicos son especialistas en echar el resto cuando se trata de festejar los grandes acontecimientos de su monarquía, así que de nuevo las calles de Windsor se han convertido en toda una celebración en la que no faltan los globos, los disfraces, las tartas y, por supuesto, las tradicionales banderas. 

windsor1-cordonVER GALERÍA

windsor6-gettyVER GALERÍA

windsor3-gtresVER GALERÍA

Además de la bandera nacional, con la que numerosos ciudadanos entusiasmados se cubren en señal de orgullo, no falta la estadounidenese en homenaje a la duquesa de Sussex. Además de disfrazarse con motivos festivos y portar globos con la palabra "bautizo", ha habido quien no se ha dejado a su mascota en casa y ha aprovechado para vestirla con una tela blanca emulando un faldón de cristianar. La imaginación de los fans no tiene límites y no solo personalizan banderas con la fotografía de los duques de Sussex, sino que también hay quien ha llevado incluso una tarta en honor al bautizo. Todo ello amenizado con los sonidos de la banda de música que calentaba el ya de por sí entusiasta ambiente de las calles.

  windsor4-gtresVER GALERÍA

windsor5-gtresVER GALERÍA

Windsor es un lugar especialmente significativo para los duques de Sussex. No solo han celebrado allí los acontecimientos más importantes de su vida, sino que para ellos es sinónimo de hogar y de familia. Tanto les gusta este castillo de origen medieval en el que la reina Isabel encuentra la paz y la tranquilidad, que han querido que forme parte de su día a día. Para ello, hace unos meses dejaban la casa de Nottingham Cottage, ubicada en los terrenos de Kensington Palace, y se instalaban en Frogmore Cottage, una vivienda rural rodeada de naturaleza que se encuentra en los terrenos del castillo de Windsor.

Como no podía ser de otra manera, el primer sacramento de Archie Harrison también lo ha recibido en el emblemático edificio medieval, aunque la ceremonia no ha tenido lugar en la capilla de San Jorge, donde sus padres contrajeron matrimonio, sino en la capilla privada de la reina. De esta forma, los duques de Sussex han celebrado un bautismo muy íntimo acompañados tan solo de los familiares más cercanos como los duques de cambridge y Carlos de Inglaterra con su esposa la duquesa de Cornualles. Durante el servicio, oficiado por el arzobispo de Canterbury, han cantado algunos miembros del coro de la capilla de San Jorge. 

Loading the player...

Reglas para bautizar a un miembro de la realeza británica

Más sobre