El Duque de Edimburgo no será imputado por el accidente automovilístico

El marido de la reina Isabel ha renunciado voluntariamente a su permiso de conducir

El Duque de Edimburgo no se enfrentará a un proceso judicial por el aparatoso accidente de tráfico en Sandringham en el que se vio involucrado el pasado 17 de enero, ha revelado la Fiscalía general británica. "La Fiscalía ha revisado cuidadosamente el material suministrado por la Policía en relación con la colisión en (la carretera) A149 el 17 de enero de este año", señaló en una nota Chris Long, responsable de la Fiscalía en el este de Inglaterra.

"Hemos tenido en cuenta -añadió- todas las circunstancias del caso, incluido el nivel de culpabilidad, la edad del conductor y la entrega del carné de conducir. Hemos decidido que no sería de interés público una imputación. Todos los implicados en el accidente han sido informados", añadió Long. Un portavoz del Palacio de Buckingham declaró al respecto: "El Duque de Edimburgo respeta la decisión de la fiscalía".

felipe-edimburgo-g3VER GALERÍA

El Duque de Edimburgo renuncia al carnet de conducir tras su accidente

La disculpa del Duque de Edimburgo a las dos mujeres heridas en el accidente

Polémica en el Reino Unido tras el accidente del Duque de Edimburgo

El pasado fin de semana, el príncipe Felipe, de 97 años, renunció de manera voluntaria a su carné de conducir, que entregó a la Policía mientras la Fiscalía investigaba el accidente, ocurrido cerca de los terrenos de la mansión de Sandringham, en el que resultó herida una mujer. El Duque fue considerado responsable del choque con su todoterreno Land Rover Freelander contra un Kia, en el que viajaban dos mujeres y un bebé, cuando tomaba la carretera A149. Si bien el marido de Isabel II salió ileso del accidente, en el que su vehículo volcó, una de las pasajeras del Kia, Emma Fairweather, de 46 años, fue hospitalizada por una rotura de muñeca.

felipe-edimburgo-g3-3zVER GALERÍA

El Duque se disculpó con las dos ocupantes del Kia con una carta escrita a mano apenas unos días después del impacto. A la pasajera Emma Fairweather, que se llevó la peor parte en el accidente: una fractura, le deseaba una "pronta recuperación" y declaraba estar "muy arrepentido" por todo lo ocurrido: "Solo puedo pensar en que no vi venir el coche, y estoy muy arrepentido de las consecuencias", decía la nota.

Y añadía: "Cuando una multitud empezó a remolinarse, un oficial de la policía local me recomendó que volviera a Sandringham House. Allí me enteré de que sufrió una fractura en el brazo. Lamento profundamente esta lesión. Le deseo que se recupere pronto de una experiencia tan angustiante". A pesar de todo, días después del accidente el Duque fue visto conduciendo un automóvil en los terrenos de Sandringham sin el cinturón puesto, lo que obligó a la Policía a hacerle una advertencia.

felipe-edimburgo-g3-4zVER GALERÍA

Más sobre