La Duquesa de Sussex luce su tripita de embarazada en todo su esplendor

El príncipe Harry y Meghan acudieron a un servicio religioso en Chelsea, al que también asistió parte de la familia Middleton, en recuerdo a un amigo fallecido

Pese al embarazo de Meghan, los Duques de Sussex siguen con su imparable agenda de actos públicos y privados. Este martes, la pareja acudió a una misa en memoria de un amigo del príncipe Harry que murió en un accidente de coche con 18 años. Un acto de lo más emotivo en el que el Duque ha estado acompañado por su mujer y que hizo que se perdieran la fabulosa gala en honor al cuerpo diplomático, que cada año organiza la Reina Isabel II y en el que sí que estuvieron los Duques de Cambridge, el príncipe Carlos, la Duquesa de Cornualles y la anfitriona. Además, en este servicio religioso también se ha visto a la familia Middleton. Pippa llegó junto a su marido, James Mathews y su hermano James, y sus padres, Michael y Carole Middleton, también quisieron estar en la iglesia de San Lucas de Chelsea (Londres) donde tuvo lugar la eucaristía.

Duques de SussexVER GALERÍA

Duques de SussexVER GALERÍA

Los Duques de Sussex llegaron al templo en coche y accedieron por una puerta trasera del edificio. También se pudo apreciar que Meghan lucía una prenda de color azul y un abrigo al tono, así como su melena recogida. Según apunta la versión británica de ¡HOLA! se trataría de un vestido premamá de Seraphine, una marca que la Duquesa de Cambridge ya usó en sus anteriores embarazos y con el que se aprecia claramente sus nuevas curvas, demostrando lo mucho que ha crecido en las últimas semanas el próximo bebé real, que se espera que nazca en marzo o abril de 2019.

Duques de SussexVER GALERÍA

- La espectacular gala en el Palacio de Buckingham antes de Navidad

- Los Duques de Sussex, las otras estrellas del concierto benéfico al que nunca falla la Familia Real

- Los Duques de Sussex tienen grandes planes para reformar su futuro hogar en Frogmore Cottage

Además de los Sussex y los Middleton, acudieron a la misa muchos amigos de los príncipes Guillermo y Harry, algunos de ellos hacía mucho tiempo que el Duque de Sussex no veía. El interior de la iglesia estaba decorado con grandes árboles de Navidad cubiertos de luces, según informa el Daily Mail. Un acto, que también tuvo un cariz benéfico ya que a raíz de la muerte de Henry van Straubenzee, en 2002, se creó una Fundación, cinco años después, que ayuda a que niños de Uganda puedan acceder a guarderías y escuelas. La relación de los príncipes con el chico fallecido fue tan estrecha que tanto Guillermo como Harry siguen siendo íntimos de los hermanos de Henry y los dos acudieron a la boda de Thomas van Straubenzee en 2013.

Duques de SussexVER GALERÍA

La última vez que se vio a los Duques de Sussex antes de este acto, fue el pasado 19 de noviembre en el concierto organizado por Royal Variety, en el London Palladium de Londres, donde disfrutaron de las actuaciones de Take That y de Andrea y Matteo Bocelli.

Duques de SussexVER GALERÍA

Mientras los Duques de Sussex estaban en Chelsea, en el Palacio de Buckingham, la Duquesa de Cambridge deslumbraba con la tiara favorita de la Princesa Diana y un vestido de noche de corte nupcial. Antes, el príncipe Guillermo y Catherine organizaron una fiesta de Navidad en el Palacio de Kensington para las familias de los militares británicos destinados en Chipre estas Fiestas.

Más sobre