James Hewitt vende las cartas de Diana de Gales

El oficial retirado del Ejército tiene ocho postales, 26 cartas y dos notas manuscritas por el príncipe Guillermo

Diana de Gales vuelve a ocupar titulares. Ahora porque el exoficial del Ejército británico del que la Princesa se enamoró en 1986, en el naufragio de su matrimonio con Carlos de Inglaterra, intenta vender (de nuevo) sus cartas. Era la noticia del lunes en los medios de comunicación británicos, que señalaban que James Hewitt no se había querido pronunciar sobre el asunto, si bien el rotativo Daily Mail que sacó a la luz la información incluía como documentación un correo electrónico en el que se ponía de manifiesto sus intenciones.

james-hewitt-VER GALERÍA

El antiguo amor de la Princesa tiene ocho postales, 26 cartas y dos notas manuscritas por el príncipe Guillermo a la edad de seis años y pide por tres de los escritos 100.000 euros. Según lo publicado, actualmente trata de vender la correspondencia a través de Gary Zimet, responsable de una casa de subastas norteamericana, que asegura tener en su poder varias de las misivas del principio de la relación. El contenido de muchas de las cartas es inocente, incluso irrelevante, y solo se hace alusión a una mera amistad. Otras evidencian al parecer una mayor proximidad, pero por respeto a los príncipes Guillermo y Harry no se publicarán.

La princesa Diana reconoció haber mantenido una relación con James Hewitt mientras estaba casada con el príncipe Carlos, en su famosa entrevista televisiva para la BBC de 1995, tal y como hiciera saber con más detalles el exoficial: "Nos conocimos en mayo del año 1986 en un pasillo del palacio de Buckingham. Yo llevaba el uniforme rojo púrpura y la Princesa bromeó sobre mi 'bonito traje'. La siguiente vez que la vi, en septiembre, fue en una recepción en el Palacio de St James. Entonces ella me preguntó si yo quería enseñarle a montar y así fue como empezó nuestra relación", declaró Hewitt.

princesa-diana-2VER GALERÍA

También se encargó de desmentir en una entrevista exclusiva a un rotativo británico los rumores que aseguraban que era el padre biológico del príncipe Harry: “Tiene el pelo rojo como yo y la gente dice que nos parecemos pero, y aunque estuve con la princesa Diana mucho tiempo, de 1986 a 1991, quiero dejar claro de una vez por todas que no soy el padre del príncipe Harry. De hecho, cuando conocí a la Princesa, el príncipe Harry era ya un niño de casi dos años que comenzaba a andar, así que no hay ninguna posibilidad en absoluto de que sea su padre”... Descanse en paz. Si la dejan.

Más sobre

Read more