Máxima de Holanda aclara el supuesto delito fiscal que se le atribuye en Argentina

A través de un comunicado, se ha zanjado la polémica de las acusaciones que se han vertido sobre ella tanto en varios medios como en el Parlamento de su país de origen, Argentina

"La reina Máxima de Holanda respeta escrupulosamente las leyes y regulaciones tributarias vigentes en Argentina". Las autoridades competentes del país de origen de la esposa del rey Guillermo así lo han confirmado en un comunicado emitido este miércoles por la noche por el Servicio de Información del Gobierno (RVD). Con este mensaje oficial, Máxima quiere zanjar, de una vez por todas, la sucesión de informaciones que en los últimos días la señalan por un presunto fraude fiscal, sembrando la duda así tanto sobre ella como sobre su familia.

Guillermo y Máxima de HolandaVER GALERÍA

Y es que esta semana, varios diputados holandeses de los partidos PvdA y D66 pidieron esta semana explicaciones al primer ministro, Mark Rutte, ante la noticia difundida por un medio de comunicación argentino en el que se acusaba directamente a la esposa del rey Guillermo de Holanda de evadir el pago de impuestos, así como de cometer varias irregularidades fiscales. Los parlamentarios querían que el político aclarara las acusaciones vertidas contra la argentina en relación a una propiedad de 3.000 hectáreas que los reyes de los Países Bajos poseen en la provincia de Río Negro, en la Patagonia, desde el año 2009. Cabe recordar que en la actualidad, la Familia Real holandesa reside en el palacio de Huis ten Bosch después de mudarse desde Villa Eikenhorst a principios de este mes.

Entramos en el palacio Huis ten Bosch de Guillermo y Máxima de Holanda

"Vamos que las personas más ricas del mundo intentan, de todas las formas posibles, contribuir lo menos posible a nuestra sociedad. Nuestra Familia Real no debería ser como ellos, sino dar un buen ejemplo. Quiero una aclaración inmediata del primer ministro sobre lo que está pasando", fue la petición de la diputada socialdemócrata, Attje Kuiken. Ahora, parece que su solicitud ha tenido respuesta y ha venido en forma de comunicado oficial emitido desde el servicio de información del gobierno holandés y desde la embajada de los Países Bajos en Argentina.

Guillermo y Máxima de HolandaVER GALERÍA

En concreto, se trata de unas tierras situadas junto al río Pichi Leufú, a 75 kilómetros de Bariloche, donde en su día se construyó un complejo hotelero de tan sólo cinco habitaciones muy exclusivas. Conocida como Estancia Pilpicura, la propiedad y los terrenos sobre los que se asienta habrían sufrido durante todo este tiempo varias mejoras que otorgan un valor añadido al complejo y que han de ser declaradas correctamente. Según la prensa local, Máxima de Holanda no habría cumplido con las obligaciones fiscales que competen a este lugar en el que, por cierto, llegaron a alojarse en 2016 el presidente argentino Mauricio Macri y su esposa, Juliana Awada.

Las vacaciones de Guillermo y Máxima de Holanda suscitan polémica

Ajena a la polémica, Máxima de Holanda ha querido continuar con el normal desarrollo de su agenda oficial y cumplir así con los actos que su condición de esposa de rey requiere. Este jueves, acudía al museo Schunk, en Heerlen, para inaugurar la exposición de Basquiat, conocido mundialmente, este artista del graffitti que murió con solo 27 años. La mujer de Guillermo de Holanda no ha dudado en enfundarse un batín y, sin separarse un segundo de su característico sombrero, probar suerte con el lienzo y los sprays ante la atenta mirada de los presentes.

Máxima de HolandaVER GALERÍA

Con todo, no es la primera vez que los reyes de los Países Bajos se ven envueltos en la polémica a cuenta de sus propiedades en el extranjero. En 2007, Guillermo y Máxima de Holanda se embarcaron en un proyecto para adquirir una residencia en Mozambique en la que disfrutar de sus vacaciones en familia. Las críticas llegaron debido al notable dispendio que implicó la vivienda cuando el país se encontraba en plena crisis económica. El Soberano y su esposa no tardaron en vender la casa y, poco después, adquirieron otra en el sur de Grecia.

Así es la vivienda de 4.000 metros cuadrados, playa y puerto privado de Guillermo y Máxima de Holanda en Kranidi

Más sobre