¿Qué regalos le habrán pedido a San Nicolás las princesas Amalia, Alexia y Ariane de Holanda?

A diferencia de otros años, el príncipe Guillermo no acompañó a su mujer, la princesa Máxima, ni sus hijas ni en esta entrañable celebración navideña

Máxima de Holanda junto a sus tres hijasVER GALERÍA


Muñecas, peluches, juegos de mesa, disfraces, películas... La tradicional carta a los Reyes Magos que escriben cada año niños de todo el mundo incluye no sólo una lista de juguetes de lo más variada sino la ilusión con la que los pequeños de la casa esperan a que llegue una de las fechas más importantes del calendario. Con esa emoción hemos visto a las princesas holandesas que un año más han dado la bienvenida a San Nicolás, cuya tradición es comparable a los Reyes Magos en España. Amalia, Ariane y Alexia, acudieron junto a su madre, la princesa Máxima, a la localidad de Scheveningen, donde tuvo lugar la ceremonia de llegada de San Nicolás a tierras holandesas desde España. El Santo llegó a este puerto cercano a La Haya pasadas las diez de la mañana de un soleado aunque frío día.

San Nicolás llega por tradición en su barco 'Madrid', acompañado por su fiel lacayo Zwarte Piet ('Pedrito el Negro') y con una ingente cantidad de regalos para los niños holandeses que a partir de ahora esperaran con muchos nervios la llegada del próximo día 5 de diciembre, momento en el que recibirán los regalos. La noche anterior los pequeños holandeses habrán dejado provisiones para el Santo y su caballo Schimmel en las ventanas de sus casas. Los niños que hayan sido buenos durante el año recbirán galos mientras que los se hayan portado mal serán llevados a España, metido en un saco y a espaldas de Zwarte Piet, según cuenta la leyenda.


Las princesas Ariane, Alexia y AmaliaVER GALERÍA


La multitud de niños y padres que esperaban la llegada del Santo no impidió que las hijas de los príncipes de Orange se hicieran fotos con San Nicolás y le dieran sus respectivas cartas. Las hijas de los herederos holandeses llevaban por el típico gorro de Zwarte Piet, mientras sujetaban pequeños saquitos de dulces con los que obsequiar al Santo. A medida que San Nicolás se acercaba a los niños allí presentes, las princesas no dejaron de sonreír y cantar villancicos, aunque sin duda echarían en falta a su padre, el príncipe Guillermo, que, diferencia de otros años, no pudo acompañar a sus hijas en esta celebración navideña tan especial. ¿Qué juguetes pedirán este año las princesas holandesas en sus cartas?

La princesa Máxima junto a los pajes de San NicolásVER GALERÍA


Por su parte, Máxima de Holanda, tan cercana y simpática como siempre, disfrutó como una niña más de la fiesta y no dudó en hacerse esta divertida fotografía con los pajes del Santo. La princesa, que para la ocasión se decantó por un original diseño con los colores de la Navidad, el blanco y el rojo, ha tenido una agenda de lo más apretada en estos últimos días, ya que tras concluir su viaje oficial a las antiguas Antillas holandesas junto a su marido y la reina Beatriz, apenas ha descansado y ha seguido cumpliendo con sus numerosos compromisos.

Más sobre