Pablo Urdangarin debuta en el HBC Nantes

El segundo hijo de la infanta Cristina sigue los pasos deportivos de su padre

Llegó el gran día para Pablo Urdangarin, el segundo hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. El joven, que sigue haciendo carrera profesional en el mundo del balonmano, ha debutado con su nuevo equipo, el HBC Nantes. Dispuesto a crecer como jugador comenzó a entrenar a mediados de agosto en la cantera del conjunto galo, iniciando así una nueva etapa en Francia, tras haber jugado la temporada pasada en el club alemán TSV Hannover Burgdorf.

pablo-urdangarin-4zVER GALERÍA

Pablo Urdangarin, de Alemania a Francia para seguir creciendo como jugador de balonmano

Pablo Urdangarin, tras los pasos deportivos de su padre

Pablo Urdangarin, hijo de la infanta Cristina y joven promesa del deporte, cumple 18 años

Por fin se presentaba el momento para el que tanto se había preparado desde que concluyera sus estudios de Bachillerato y decidiera seguir los pasos profesionales de su padre instalándose en una residencia para deportistas, en Hannover. Durante el encuentro del fin de semana se ha visto a Pablo Urdangarin muy integrado en el grupo, animando a sus compañeros del Nantes desde el banquillo cuando no se encontraba en la cancha disfrutando con los violetas del sabor de la victoria (30-40) contra los de Rezéens.

pablo-urdangarin-2zVER GALERÍA

Por otra parte, Pablo Urdangarin no ha gozado del aplauso de los suyos. La vida no se diseña al gusto de uno y esta vez su familia no ha podido desplazarse hasta la localidad francesa y vestir los colores de su nuevo club. Ni la infanta Cristina, ni los reyes Juan Carlos y Sofía, ni la infanta Elena, ni la madre de Iñaki Urdangarin, Claire Liebaert, han sido testigos de su triunfo a diferencia del pasado mes de abril, cuando el joven todavía jugaba en las filas del equipo juvenil TSV Hannover-Burgdorf, que no se perdieron los cuartos de final de la Copa Alemana contra el HSG Wetzlar. Tampoco Iñaki Urdangarin, que habría estado muy orgulloso de su hijo, puede compartir en su situación momentos tan especiales.

Asimismo, las exigencias del balonmano impiden a Pablo Urdangarin participar en algunos acontecimientos de la vida de los suyos. No pudo visitar en el hospital al rey Juan Carlos tras su delicada operación de corazón. Toda la familia fue a verle tras la intervención y allí se encontraban también por supuesto la infanta Cristina y sus hijos Juan, Miguel e Irene, pero Pablo estuvo pendiente a distancia de la evolución de su abuelo por estar concentrado con el equipo. Y tuvo que renunciar también a ir a Brieva a ver a su padre, aunque claro está nada le hubiera gustado más.

Más sobre

Read more