Los Reyes se empapan de las tradiciones asturianas en su visita a Moal, el 'pueblo ejemplar'

El municipio de 101 vecinos situado en el concejo suroccidental de Cangas del Narcea se ha vestido de gala este sábado para recibir el premio

Todo está preparado en Moal, el pequeño municipio de la parroquia de Veiga de Rengos, que este sábado recibe de manos de los reyes Felipe y Letizia el premio al 'pueblo ejemplar', una distinción que se enmarca dentro de los actos organizados por la Fundación Princesa de Asturias y que sigue a la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias que se celebraron este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo. La pequeña localidad de 101 habitantes situada en el concejo suroccidental de Cangas del Narcea encara un día especial después de recibir la noticia de su galardón como pueblo ejemplar con gran alegría y con la esperanza de que este reconocimiento sirva para atraer a más turistas al lugar, tal y como recoge La nueva España.

Así te hemos contado la entrega de los Premios Princesa de Asturias

Felipe y LetiziaVER GALERÍA

Los Reyes han visitado este sábado al mediodía a los vecinos de este enclave asentado en un estrecho valle por el que discurre el río Muniellos y que cuenta con cuatro barrios dispuestos de forma dispersa y alargada. Don Felipe y Doña Letizia, que han sido recibidos entre aplausos y han saludado a las autoridades a su llegada, tienen previsto permanecer aquí hasta las tres de la tarde, por lo que entre los actos programados para este día se encuentra un almuerzo con algunos de los habitantes de Moal. Tras los saludos, el alcalde de Cangas del Narcea ha entregado al rey Felipe un bastón de mando y, con él en la mano, ha saludado a los vecinos a un lado y a otro de la calle. Para la ocasión, doña Letizia ha vuelto a decantarse, como ya hizo el año pasado, por pantalones, aunque esta ocasión los ha combinado con una blusa en tonos azules. La esposa de Felipe VI ha protagonizado por cierto una de las anécdotas del día al coger a  un bebé en brazos.

Un momento de la visita a MoalVER GALERÍA

La primera parada de la visita real ha sido en el barrio El Cascarín de este pueblo formado por 55 casas, donde los Reyes, muy sonrientes y cercanos, han recorrido la calle principal del municipio, que se suma con este reconocimiento a otros tantos como Poreñu (Villaviciosa), Comarca de los Oscos, Colombres (Rivadedeva), Movimiento asociativo y vecinal de Boal, Lastres (Colunga), Navelgas (Tineo), Puerto de Vega (Navia) y Pastores de los Picos de Europa, lugares todos ellos que han sido distinguidos en los últimos años con el premio al 'pueblo ejemplar'.

La reina LetiziaVER GALERÍA

Los reyes han continuado con su visita en el molino hidráulico de casa Roque, donde han conocido algunos de los detalles de este artilugio que se encargó de moler el cereal para los vecinos de Moal hasta hace tres lustros, cuando cesó su actividad. Muy cercanos con todos los vecinos que han encontrado a su paso, intercambiando miradas y complicidad entre ellos y conversando animadamente con las autoridades, don Felipe y doña Letizia han saludado a los representantes del tejido empresarial del concejo y a los de la Asociación cultural de Moal. Seguidamente los Reyes han tenido oportunidad también de conocer de primera mano algunas de las tradiciones y trabajos manuales de este pueblo, como el enristrado de cebollas y el escaxinado de fabas que han protagonizado dos vecinos bajo un característico hórreo.

Felipe y LetiziaVER GALERÍA

Aquí se ha producido otra de las anécdotas del día, cuando una niña vestida de asturiana les ha mostrado una fotografía del Monarca cuando era un niño, una imagen que pertenece a la vecina encargada de desenvainar las fabas ya que su hijo tiene la misma edad que Felipe VI y éste se la hizo llegar a su colegio. Precisamente el Rey, antes de proseguir con su visita, ha accedido a realizarse varios selfies con varios vecinos que se lo han pedido.

Además de presenciar estas costumbres, el Monarca y su esposa han sido testigos de una representación del juego de bolo vaqueiro y de una demostración de la emblemática carrera de montaña 'Puerta de Muniellos' en el prado de la Güerticona. Allí, don Felipe se ha atrevido a realizar un lanzamiento con fuerza del bolo vaqueiro, antes de recibir unas camisetas de recuerdo de esta prueba deportiva. Después, los Resyes han visto una casa de pueblo tradicional, casa Mateo, y un horno de leña en el que se ha podido hornear pan.

Felipe y LetiziaVER GALERÍA

Una de las últimas paradas es el stand de la Asociación de Mujeres de Moal, donde se han mostrado los trabajos que han realizado las mujeres del pueblo. Aquí los Reyes han recibido unos cuantos obsequios, entre los que se encuentran jabones, miel y sidra. Después, el Monarca ha descubierto la placa conmemorativa del premio en la plaza del pueblo y ha pronunciado un breve discurso -entre vítores y gritos de '¡viva España!' a los que ha contestado con un '¡viva Moal!'-, en el que ha transmitido “el saludo más cariñoso de nuestras hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía”. En él ha vuelto a recordar, como ya hizo este viernes en su mensaje durante la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, la visita de la Familia Real a Covadonga el pasado 8 de septiembre.

Reyes en MoalVER GALERÍA

El Monarca ha querido mantener vivo el recuerdo de su viaje a Tablizas en 2002, con motivo de la entrega a Muniellos, a Redes y a Somiedo del premio que convirtió estos parques naturales en Reservas Mundiales de la Biosfera.”Entonces dije que Asturias se miraba en vosotros. Hoy os lo vuelvo a decir”, ha añadido Felipe VI. “La reina y yo entendemos bien lo orgullosos que os sentís de todo lo vuestro y de enseñárnoslo hoy”, ha proseguido. “Os aseguro que guardaremos siempre en nuestro recuerdo vuestro cariñoso recibimiento de hoy y la imagen de esta naturaleza hermosísima, que os animamos siempre a defender”, han sido las palabras con las que ha terminado su discurso de este sábado.

Felipe y LetiziaVER GALERÍA

Minutos después, los Reyes han presenciado el himno de Asturias a cargo de un grupo de gaitas y, como el viernes, don Felipe no ha podido evitar entonarlo en voz baja, junto a los vecinos, protagonizando uno de los momentos más cómplices y emotivos de toda la visita. También el grupo folclórico cangués Perendengue les ha deleitado con un baile típico. Posteriormente, se han desplazado a una capilla -una parada que no estaba en un principio programada- y después al bosque de Muniellos, donde se encuentra el mayor robledal de España. Ya a partir de las dos de la tarde ha tenido lugar una comida con los vecinos del municipio.

Rey FelipeVER GALERÍA

El premio al 'pueblo ejemplar' se convocó por vez primera en 1990, al cumplirse el décimo aniversario de la Fundación, y tiene una naturaleza y carácter diferentes a los Premios Princesa de Asturias. Su dotación económica es de 25.000 euros y en esta edición han concurrido un total de 32 candidaturas. Hace exactamente un año pasado fue Poreñu el pueblo ganador y hasta él se desplazaron los reyes Felipe y Letizia, donde recibieron una inesperada sorpresa: Menchu Álvarez del Valle, abuela de la Reina.

Felipe y LetiziaVER GALERÍA

Más sobre