Así ha seguido la princesa Leonor los pasos de su padre, el rey Felipe

La visita a Covadonga es el último de una serie de grandes citas con las que ha cumplido la princesa de Asturias y que décadas antes llevó a cabo el actual Jefe del Estado español

Amaneció gris aquella mañana del 1 de noviembre de 1977. Dos aviones Mystere aterrizaban en el aeropuerto de Asturias. En ellos viajaban los entonces reyes, Don Juan Carlos y doña Sofía, sus tres hijos, las infantas Elena y Cristina y el príncipe Felipe -quien aún no había cumplido los diez años-. A las doce y veinte, la Familia Real hacía su entrada en Covadonga en coche conducido por el propio Monarca, donde fueron recibidos cariñosamente por el público que se había dado cita en la explanada para verlos. Cuarenta y un años -y cuarenta minutos- después, es la heredera, la princesa Leonor, la que cumple con la tradición y realiza el mismo recorrido que su padre, el rey Felipe, de quien ha tomado buen ejemplo y cuyos pasos ha seguido en algunos de los acontecimientos más significativos de su vida. Así ocurrió en su bautizo, que tuvo lugar en el mismo escenario (Palacio de la Zarzuela) y en la misma pila (la de Santo Domingo). Ambos, padre e hija, también fueron presentados tras su nacimiento ante la Virgen de Atocha, una tradición que se remonta al siglo XVII.

La princesa Leonor y su padreVER GALERÍA

Uno de los momentos más importantes tenía lugar el pasado mes de enero. La hija de los Reyes recibía, de manos de su padre, el Toisón de Oro, la más alta distinción de la Corona Española que él mismo recibió de manos de don Juan Carlos el 3 de mayo de 1981, convirtiéndose así en uno de los caballeros más jóvenes del Toisón de Oro de la historia moderna. La princesa Leonor ahora ha adelantado al Monarca en lo que a la edad se refiere. Felipe VI tenía entonces trece años, uno más que su hija cuando protagonizó este mismo acto solemne.

Y eso que esta distinción le había sido concedida a la princesa de Asturias cuando cumplió 10 años, es decir, el 31 de octubre de 2015, pero don Felipe decidió esperar a la fecha histórica del 40º aniversario de la Constitución y el 80 cumpleaños de los reyes Juan Carlos y Sofía para celebrar la ceremonia de imposición del collar. A partir de entonces, además de seguir los pasos de su padre, Leonor es la primera heredera a la Corona española en obtener esta distinción de una de las órdenes de caballería más prestigiosas y antiguas de Europa, ya que hasta el reinado de Juan Carlos I era algo que había estado únicamente reservado a los hombres. De ahora en adelante, la Princesa de Asturias podrá utilizarlo tal y como ha venido haciendo su progenitor, en los momentos más importantes de su vida.

Don Felipe con sus padresVER GALERÍA

Leonor, como lo hizo su padre, se prepara para sus responsabilidades futuras en el colegio Santa María de los Rosales, un centro que está situado a no demasiada distancia del Palacio de la Zarzuela y que cuenta con un modelo educativo que permite estudiar todos los grados hasta la Universidad en un entorno de educación mixta y laica, aunque también imparte formación religiosa. En este centro madrileño el entonces príncipe de Asturias cursó doce felices años, hasta finalizar el Bachillerato. "Los más felices fueron los de mi niñez, en el colegio de los Rosales. Hice excelentes amigos, que aún conservo. Fue la época más feliz de mi vida", llegó a declarar don Felipe en varias ocasiones. Una experiencia que está repitiendo también Leonor desde que en el año 2008 se convirtiera en una alumna más del colegio. La princesa de Asturias retomará estos días las clases con su hermana Sofía y lo hará en el segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria.

La princesa Leonor, a punto de comenzar una nueva e importante etapa

Aunque no existe fotografía de su primer campamento de verano, lo cierto es que las dos hijas de los Reyes han disfrutado este año de esta experiencia tan enriquecedora, tal y como lo hizo en su día don Felipe, quien disfrutó de estancias estivales tanto en España como en el extranjero. Los posados oficiales en Palma de Mallorca también han acompañado a la princesa Leonor del mismo modo en el que lo hicieron décadas antes con su padre. Don Felipe y doña Letizia han querido, en ese sentido, que sus hijas se familiarizaran progresivamente con las cámaras, los periodistas, los ciudadanos y los distintos actos de relevancia como el desfile militar del Día de la Hispanidad, al que acude junto a su hermana desde el año 2014.

Sello de don FelipeVER GALERÍA

Desde que se convirtió en Princesa de Asturias, Leonor cuenta también con su propio escudo de armas, estandarte y guión, prácticamente idéntico a la versión anterior que utilizaba el entonces príncipe Felipe, quien tras su proclamación adaptó los de su padre, don Juan Carlos. La primogénita de Felipe VI ya tiene, además, su primera moneda, acuñada hace solo unos meses, y su propio sello postal, fabricado cuando solo tenía 9 años. Es la misma edad a la que Felipe de Borbón apareció, por primera vez, en una tirada postal que conmemoraba su proclamación como heredero bajo el título 'Felipe de Borbón, príncipe de Asturias y basílica de Covadonga'. En el caso de la princesa Leonor, la emisión de sellos se llevó a cabo con motivo de los Premios Princesa de Asturias, en octubre de 2015, bajo el epígrafe 'Grandes premios'.

El entonces príncipe FelipeVER GALERÍA

Este sábado, la hija mayor de los Reyes da un paso más en la senda seguida por su padre. En 1977 fue don Juan Carlos quien, tras escuchar el himno nacional desde un podio, pasó revista a una Compañía del Regimiento del Príncipe número tres, de Oviedo, por lo que cabe esperar que la escena se repita, esta vez con Felipe VI como protagonista de ese momento. Como en aquella ocasión, la Familia Real saludará a autoridades y corporaciones y se trasladará a la cueva para postrarse ante la Santina. Minutos después, ya en la Basílica, se llevará a cabo una misa cantada similar a la de 1977, en la que la homilía cobrará una importancia notable a tenor del acto solemne que lo motiva. Si hace cuarenta y un años las infantas Elena y Cristina acompañaron a su hermano en este significativo acontecimiento, esta vez es la infanta Sofía quien hará lo propio con la princesa de Asturias. La escena se repite, pero no sus protagonistas. Los ojos están puestos este sábado sobre Leonor, quien llega a Covadonga por primera vez y lo ha hecho brillando en 'su tierra'.

Más sobre