Rey por fuera y por dentro: el gesto de Felipe VI con Bernardo

Don Felipe mostró que es todo 'real' lo que reluce en su encuentro con los participantes en la XIV edición del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos

A don Felipe le nace de dentro ser Rey. Proclamación, constitución y árbol genealógico al margen, sigue siendo todo real lo que reluce en Su Majestad. Sus actos, sus discursos y sus fotos oficiales del día, que es lo que se ve y lo que trasciende a los medios de comunicación, dan buena cuenta de su preocupación por todos. Quienes le tratan en las distancias cortas, cuando no hay cámaras ni periodistas, constatan además su preocupación por cada uno. Su encuentro con los participantes en la XIV edición del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos ha sido el último de tantos ejemplos de su calidad como monarca.

rey-1VER GALERÍA

Los participantes en la XIV edición del programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos acudieron al Palacio de La Zarzuela acompañados por el director de la Fundación Carolina, Jesús Andreu; el director de la Fundación Rafael del Pino, Vicente Montes; y la directora de programas de becas e investigación de la Fundación Rafael del Pino, Oihana Basilio Ruiz de Apodaca; y el secretario general y gerente de la Fundación Carolina, Gustavo Rovira. El acto oficial, que en principio iba a prolongarse por los protocolarios 30 minutos de siempre, se extendió al final a la hora y media de duración.

Primero el rey Felipe cumplió y dio su apoyo a esta causa de cooperación, en la que cada año desde 2002 son seleccionados jóvenes iberoamericanos con expedientes académicos de excelencia y acreditadas habilidades sociales de entre candidaturas provenientes de más de 300 universidades públicas y privadas de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Saludó uno por uno en el Salón de Audiencias, ante la refrescante Vista del puerto de Pasajes de Luis Paret y Alcázar (1786), a los participantes en el programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos, que organiza la Fundación Carolina, en colaboración con la Fundación Rafael del Pino, y se interesó por el programa, que en sus catorce años de existencia ha asistido a más de quinientos jóvenes procedentes de todos los países latinoamericanos, España y Portugal y que ha constituido la Red Iberoamericana de Jóvenes Líderes y una plataforma estable e interdisciplinar de trabajo en el marco de las principales redes sociales.

rey-3VER GALERÍA

Luego don Felipe rompió el protocolo y volvió a cumplir. Invitó a todos los presentes a los jardines de palacio para que le hicieran las preguntas que quisieran. Excepto a las de posicionamiento político, como ya se sabe, respondió a todas. Uno de los que allí se encontraban, Bernardo, llevaba un vendaje en el ojo y el Rey se preocupó por él y le preguntó qué le había pasado. Cuando días después éste mismo le hizo llegar un obsequio a Su Majestad, la Casa del Rey agradeció de su parte el detalle y recordó, porque nunca había olvidado, quién lo enviaba, y una vez más le preguntó por la evolución de su dolencia. Gesto de un Rey que lo es por fuera y por dentro. De corazón.

Más sobre