Los Reyes emprenden su primera visita oficial a Alemania entre elogios

La cercanía de los Reyes traspasa fronteras. Alemania ha recibido a don Felipe y doña Letizia entre elogios en su primera visita oficial, en la que les espera un apretado programa con entrevistas con las principales autoridades del país y contactos con miembros de la sociedad alemana. La prensa local ha destacado el buen inicio del reinado de los soberanos, así como su proximidad a la ciudadanía, que han podido comprobar de primera mano un grupo de escolares alemanes durante el recibimiento oficial obsequiado a los Reyes por el Presidente de Alemania, Joachim Gauck, en el Castillo de Bellevue.


reina-letizia-4-getty-VER GALERÍA



Desde la proclamación de Felipe VI el pasado 19 de noviembre, los Reyes han emprendido una serie de viajes internacionales que les han llevado hasta la fecha a varios países europeos como Portugal, Francia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo e Italia. Hoy en Alemania completan su agenda de visitas de presentación por Europa para 2014, si bien no será el último viaje del año al extranjero (antes de dar la bienvenida a 2015 asistirán en México a la Cumbre Iberoamericana de Veracruz).

En este desplazamiento, y a diferencia de los anteriores, el Rey va a pronunciar dos discursos. El primero de ellos ha tenido lugar en el Castillo de Bellevue, donde el Presidente alemán, el intelectual y activista político Joachim Gauck, antiguo pastor protestante y cofundador del movimiento opositor Foro Nuevo en la República Democrática de Alemania, que contribuyó a la caída del régimen comunista, ha ofrecido un almuerzo en su honor. El Rey ha subrayado la necesidad de que todos los países de la UE contribuyan a retomar la senda del crecimiento económico sostenible, porque ese desafío afecta a la percepción de los ciudadanos sobre la credibilidad y eficacia de las instituciones y de la propia integración europea.

La Reina escuchó con orgullo cada palabra del Rey y apoyó sus palabras, el discurso de un país con mayor crecimiento económico de la eurozona, con la mejor imagen. Doña Letizia, siempre detallista, vistió made in Germany. Eligió para la ocasión un atuendo de la firma Hugo Boss, que es una de sus marcas favoritas y además tiene nacionalidad alemana. En los exteriores hacía frente a las frías temperaturas con un abrigo de cuello alto y del color de la Navidad y en el interior de palacio llevaba un conjunto de chaqueta negra y falda con estampado rayado en blanco y negro y complementos a tono. Esta vez, a sus pies, unos zapatos con puntera de piel y tacón más fino de lo habitual de Carolina Herrera. Como única joya, los pendientes de Tous que estrenó en París.


reina-letizia-3VER GALERÍA




Los reyes Felipe y Letizia siguieron causando la mejor impresión en sus encuentros institucionales de la tarde. Los soberanos se reunieron con el Alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, con quien visitaron la Puerta de Branderburgo, símbolo de la unidad de Alemania cuando se cumplen 25 años de la caída del Muro de Berlín. Desde allí los Reyes se dirigieron paseando hasta el Ayuntamiento de la ciudad, donde firmaron en el Libro de Oro y mantuvieron una reunión con el Alcalde, acompañados por las respectivas delegaciones. A continuación llegaría el encuentro más esperado con la canciller Angela Merkel en las dependencias de la Cancillería. La ajetreada jornada del lunes tuvo como broche de oro una recepción en la embajada española en Berlín a una representación de la sociedad alemana, con presencia de un centenar de destacadas personalidades de los ámbitos político, empresarial, cultural y social de aquel país.

La simpatía de los Reyes volvió a reinar en esta última velada de la jornada. Pudieron comprobar su fácil trato y distendida conversación en persona el actor Daniel Brühl, conocido por su inolvidable papel en la película Good Bye, Lenin; el director de cine Wim Wenders, autor de la cinta multipremiada El cielo sobre Berlín; la presentadora de televisión Sabine Christiansen, y Liz Mohn, propietaria del grupo de medios de comunicación Bertelsmann. Tras la recepción, la Reina puso rumbo de vuelta a Madrid. El rey Felipe y el Ministro de Exteriores tomaron una algo de cena en el céntrico hotel español Meliá de la capital alemana.


reyes-7VER GALERÍA



El Rey continuará hoy la segunda parte de la visita en solitario. Don Felipe se trasladará al Estado Federado de Renania del Norte–Westfalia, para conocer la actividad del nuevo Centro de Investigación y Desarrollo de la empresa española Gestamp en Bielefeld y la sede corporativa de Bertelsmann en Gütersloh, que emplea a unos 8.000 trabajadores. Además será el encargado de presidir el almuerzo del Consejo Empresarial Hispano-Alemán.



reyes-1VER GALERÍA




Más sobre

Read more