Una nueva generación de Reyes toma el relevo de la Monarquía

En el último año y medio, ha habido cuatro abdicaciones de soberanos, tres en Europa y una en Qatar

Puede ser que antes por norma los monarcas no abdicaran y ciñesen la corona hasta el final de sus días, pero ahora los tiempos han cambiado y las abdicaciones reales comienzan a ser casi habituales. Para muestra lo ocurrido en apenas un año y medio.

A principios de 2013, Beatriz de Holanda abrió la veda. La entonces soberana anunció que se quitaba la corona siguiendo la tradición familiar (antes que ella abdicaron su madre, la reina Juliana, y su abuela, la reina Guillermina). Se despidió de sus conciudadanos entre aclamaciones y palabras de agradecimiento por sus treinta años de glorioso reinado y sus sucesores, los nuevos reyes Guillermo Alejandro y Máxima, se dieron un auténtico baño de masas en primavera, el 30 de abril.

 

VER GALERÍA



Más inesperado fue el anuncio del Emir de Qatar, Hamad Ben Jasem Al-Jalifa, que a sus 61 años cedió el cetro a su segundo hijo con la jequesa Moza, el príncipe Tamim bin Hamad al Zani. El nuevo soberano, que ha asumido a sus 33 años los mandos del pequeño y rico país gasístico, se convirtió en el Heredero en 2003, tras la renuncia de su hermano mayor, Yasim. En definitiva: una abdicación sorprendente, ya que los monarcas árabes no son dados a renunciar al trono de forma voluntaria. Pero la decisión del ya exsoberano de Catar era firme: "Ha llegado el momento para una nueva generación. Estoy seguro de que mi Heredero está a la altura de esta responsabilidad, de que merece la confianza y de que es capaz de soportar la responsabilidad y de cumplir su misión”.

 

VER GALERÍA



No hay dos sin tres y la tercera no podía ser otra que la abdicación de Alberto de Bélgica. Llevaba años queriendo abandonar el trono, pero las disensiones políticas, las crisis financieras y los escándalos familiares -la reaparición de su supuesta hija ilegítima, la polémica de las fundaciones de su cuñada Fabiola de Bélgica o los muchos errores del príncipe Laurent- no se lo habían permitido. Felipe y Matilde se convirtieron en Reyes el 21 de julio de 2013.

Este fue sin duda el año más ajetreado, pero la renovación en las Casas Reales europeas ha continuado en este 2014 y en esta ocasión España ha cogido el turno. El rey don Juan Carlos anunciaba el 2 de junio su intención de ceder el trono a su hijo Felipe, que se convertirá en Felipe VI. La renovación de la Corona española encuentra en el Príncipe de Asturias el relevo adecuado, según ha comentado el Rey en su discurso. “Hoy merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandando y a afrontar con renovada intensidad y dedicación los desafíos del mañana” declaró.

 

VER GALERÍA

 

“El Príncipe de Asturias tiene la madurez, la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Jefatura del Estado y abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación. Contará para ello, estoy seguro, con el apoyo que siempre tendrá de la princesa Letizia”. Palabras de elogio y confianza para los Príncipes de Asturias, que serán los siguientes en unirse a esta nueva generación de monarcas que ya comienzan a ocupar los tronos europeos.

Más sobre