La Reina, la infanta Elena y su hijo Felipe viajan por sorpresa a Ginebra para felicitar a Pablo Nicolás

El segundo hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin cumple este viernes 13 años

La Reina viaja a Ginebra para celebrar el cumpleaños de su nieto Pablo NicolásVER GALERÍA


La Reina es una gran abuela y así lo demuestra siempre que puede. Doña Sofía ha viajado a Ginebra (Suiza), acompañada de la infanta Elena y su nieto Felipe de Marichalar, para asistir al cumpleaños del segundo hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, Pablo Nicolás, que este viernes cumple 13 años.

Para la Reina su familia es muy importante y no duda en desplazarse hasta donde haga falta por ellos. El pasado mes de septiembre, viajó también a Ginebra para acompañar a su nieto Juan Valentín en su 14º cumpleaños; en mayo, voló hasta Barcelona para celebrar el 11º cumpleaños de su nieto Miguel y un año antes, se desplazó hasta Washington para felicitarle por sorpresa.

En esta ocasión, la infanta Elena y su hijo también se han unido a la Reina en este viaje. Para Pablo Nicolás hoy es un día muy feliz y contará con los besos y regalos de su abuela, su tía y su inseparable primo mayor. Mientras que el año pasado el segundo hijo de la infanta Cristina cumplió 12 años en Barcelona, ciudad a la que se trasladaron para preparar la defensa de Iñaki Urdangarín por el Caso Nóos, las once velas las sopló en Washington. Tres cumpleaños consecutivos en tres ciudades distintas.

La Reina viaja a Ginebra para celebrar el cumpleaños de su nieto Pablo NicolásVER GALERÍA


La última vez que vimos a la infanta Cristina en España fue el pasado 23 de noviembre cuando, procedente de Camboya por motivos de trabajo, aterrizó en Madrid para ir a visitar al Rey, convaleciente de su última operación de cadera. La infanta llegó al hospital junto a la Reina. Madre e hija llegaron en el mismo coche y fueron recibidas por el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, y la presidenta del grupo hospitalario Quirón, Pilar Muro. Al día siguiente, acudió de nuevo al hospital, esta vez en compañía de su hermana, la infanta Elena, y su sobrino, Felipe. Después, retornó a su actual ciudad de residencia, en la que comenzó una nueva vida a principios de septiembre.

En Ginebra, la infanta Cristina trabaja para la Fundación "la Caixa", encargada de coordinar sus programas con agencias de la ONU. Por su parte, Iñaki Urdangarin reparte su tiempo entre Barcelona y la ciudad suiza, pendiente del proceso judicial de "caso Noos", instruido en un juzgado de Palma y en el que está imputado desde 2011.

Más sobre