Recién aterrizados de Roma los Príncipes de Asturias se unen a la Reina y a la infanta Elena para recibir al COI

La princesa Letizia se decantó por un acertado vestido de encaje del color de la esperanza

En la agenda de los Príncipes de Asturias no queda un hueco por rellenar en estos últimos días. La convalecencia del Rey tras su operación de columna ha hecho que el príncipe Felipe asuma algunos de los compromisos oficiales de su padre. Si el pasado martes don Felipe y doña Letizia acudían en representación de España a la misa de entronización de Papa Francisco, ayer, recién aterrizados de Roma, los Príncipes presidieron en compañía de la reina Sofía y de la infanta Elena, una cena en honor a los 17 miembros de la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional que estos días han estado en Madrid.

nullVER GALERÍA


El Príncipe de Asturias ha ratificado ante los examinadores del Comité Olímpico Internacional (COI) el "firme compromiso" de España con los "fines y principios del olimpismo", no sólo promoviendo "las mejores prácticas" sino también "luchando abiertamente contra las más reprobables, como el dopaje".

"Queremos escribir otra brillante página de la Historia Olímpica. Queremos engrandecer su legado, para Madrid, para España y para toda la humanidad" afirmaba Don Felipe, quien no podrá olvidar jamás las olimpiadas de Barcelona 92, que tan conocida hicieron a esa ciudad y en las que don Felipe fue el abanderado español.

VER GALERÍA

El Príncipe, quien ha incorporado a su traje un pin con el logotipo de Madrid 2020, ha pronunciado estas palabras en el Palacio Real, en el brindis previo a la cena ofrecida en honor de la comisión encargada de evaluar la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020, en presencia de la Reina, la Princesa de Asturias, la Infanta Elena y la Infanta Pilar, así como de cuatro ministros del Gobierno.

La Reina, que al igual que su hijo ha incorporado en la solapa de su chaqueta gris una insignia con el emblema de los Juegos Olímpicos de Madrid, ha elegido para esta cena en la que tanto se juega la capital, un original vestido color antracita con unos originales bordados geométricos. Doña Letizia, por su parte, acertó con un clásico vestido de encaje verde con manga tres cuartos, muy similar al que la Princesa lució en los premios Príncipes de Asturias 2008.

La infanta Elena, presidenta de honor del Comité Paralímpico Español, fue una vez más, ha sido la encargada de poner la nota de color al evento, decantándose una vez más, por uno de sus colores preferidos, el rojo. Doña Elena iba vestida de pies a cabeza de colorado, incorporando en la solapa de su chaqueta un gracioso broche de una mariquita.

VER GALERÍA

Autoridades, deportistas, políticos, empresarios… y por supuesto los ya mencionados miembros del COI fueron testigos del fervor con el que el Príncipe intentó trasmitir el espíritu olímpico de Madrid haciendo hincapié en la perseverancia de la ciudad, que ha "mejorado aún más su candidatura" para conseguir ser sede de unos juegos, ha dicho, "que tanto desea y por los que tanto está luchando".

"Una muestra, en definitiva, de nuestro espíritu deportivo y olímpico, de que no nos rendimos y de que tenemos en la mayor estima el movimiento y la filosofía que están en la base de los juegos", ha recalcado ante el centenar de invitados.

VER GALERÍA

Hoy de nuevo, el Príncipe de Asturias, como presidente de honor de Madrid 2020, será el encargado de cerrar la exposición ante los examinadores del COI, con la que concluirá la visita de los miembros de la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional a Madrid, que se inició el lunes. La agenda de la cuarta jornada de la visita de los miembros girará en torno a dos temas: el primero, Seguridad y Servicios Médicos, y el segundo, Medio Ambiente.


Más sobre

Read more