El rey distingue a Sarkozy con el Toisón de Oro por su ayuda en la lucha contra ETA

Doña Sofía y los príncipes de Asturias asistieron a la imposición del collar de la insigne orden al presidente de Francia y al posterior almuerzo

nullVER GALERÍA

 

El rey ha concedido a Nicolas Sarkozy el Toisón de Oro, la máxima condecoración de la Corona española, por haber contribuido "de modo constante, efectivo y generoso a luchar contra el terrorismo" de la banda terrorista ETA. Don Juan Carlos ha distinguido al presidente de Francia, primer caballero republicano de una de las más insignes órdenes del mundo, en una solemne ceremonia celebrada en el Palacio Real. Al imponer el collar al “gran amigo de España que es Sarkozy", el soberano ha señalado: "Habéis propiciado de manera firme y eficaz la mayor colaboración política, judicial y policial entre nuestros dos países para acabar con la violencia terrorista".

Junto a los reyes y los príncipes de Asturias, han estado presentes, entre otras autoridades, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Margallo; el ministro del Interior, Jorge Fernández; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella. No han faltado tampoco cinco caballeros de la orden: el infante don Carlos, Constantino de Grecia, Simeón de Bulgaria, Javier Solana y Víctor García de la Concha. Y la ceremonia ha reunido a los últimos tres expresidentes del Gobierno: Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

nullVER GALERÍA

 

La insignia que ha recibido hoy Sarkozy consiste en un gran collar de oro compuesto de 26 eslabones dobles entrelazados de pedernales, con dos b mayúsculas antiguas y eslabones que engarzan a otras tantas piedras centelleantes inflamadas de fuego con esmalte azul y rayos en rojo. Del collar pende el Toisón o Vellocino, en oro esmaltado y lisado por el centro. Eslabón y pedernal formaban parte de las armas del Fundador de la Orden, con el lema "Ante ferit quam flamma micet" (Hiere antes de que se vea la llama).

Felipe III el Bueno, su creador
El Toisón nació en Brujas, en 1429, una época de gran esplendor para la Casa de Borgoña, de manos de Felipe III el Bueno, Duque de Borgoña y Conde de Flandes, que lo instituyó, el día de su boda con Isabel de Portugal, como Orden de Caballería destinada a servir a la Iglesia y a la fe cristiana. Su símbolo característico es el vellocino de oro, representativo al mismo tiempo del espíritu aventurero de los portugueses y de la riqueza lanar de Borgoña.

 

nullVER GALERÍA



El Duque gestionó, primero, y consiguió, finalmente, que el pontífice Eugenio IV aprobara la Orden, ocasión que aprovechó para modificar también sus Estatutos –aumentar sus miembros hasta 31, entre otras variaciones-, en los que se establece que el Maestrazgo de la Orden queda vinculado, con sus bienes propios, a la familia de Borgoña y no al ducado (territorio). Así, por ser heredero de los duques de Borgoña, la soberanía de esta condecoración recayó, tras cinco siglos de historia, en el actual rey de España. Era tradición de la familia real española que los infantes lo recibieran en el bautizo, pero ya durante el reinado de Alfonso XIII cambió esta costumbre. Desde entonces, los soberanos otorgan la condecoración cuando lo estiman oportuno.

El toisón es la más alta distinción que puede ser otorgada por el rey de España. Don Juan Carlos ha concedido 23 collares, de los 60 que pueden entregarse a reyes y a destacadas personalidades que han prestado relevantes servicios a la Corona. Así que el presidente francés ha pasado a formar parte del exclusivo club del soberano, que integran el propio don Juan Carlos, el príncipe de Asturias, el expresidente Adolfo Suárez, Javier Solana, Víctor García de la Concha, Torcuato Fernández Miranda, José María Pemán, el infante Carlos de Borbón dos Sicilias, el marqués de Mondéjar, el anterior duque de Alburquerque, el rey de Suecia, Margarita de Dinamarca, Beatriz de Holanda, Constantino de Grecia, Akihito de Japón, Isabel II de Inglaterra, Alberto de Bélgica, Simeón de Bulgaria, el rey de Tailandia, el duque Juan de Luxemburgo, el gran duque Enrique y el rey de Arabia Saudí. Grandes entre los grandes y reyes de reyes.

Más sobre

Read more