Joaquín de Bélgica pide disculpas y admite que no respetó las medidas de la cuarentena

El sobrino del rey de los belgas asistió a una reunión familiar en Córdoba tras la que dio positivo en COVID-19

El príncipe Joaquín ha entonado el mea culpa después de que diera positivo en coronavirus tras acudir a una fiesta familiar en Córdoba, en la que llegaron a concentrarse hasta 30 personas. El tercer hijo de Laurent y Astrid de Bélgica, sobrino, por tanto, del rey Felipe de los belgas, ha pedido siculpas "por no haber respetado todas las medidas de la cuarentena" a través de un comunicado que ha difundido su abogado en la ciudad andaluza, Mariano Aguayo Fernández de Córdova. 

joaquin1-gettyVER GALERÍA

En el escrito, remitido mediante correo electrónico y redactado en español y en inglés, por el Príncipe, de 28 años, afirma que se arrepiente «profundamente de sus actos» y asegura que acepta «sus consecuencias». También ha manifestado que "en estos momentos difíciles" no pretendía "ofender ni faltar el respeto a nadie". "Me gustaría disculparme por no haber respetado todas las medidas de cuarentena durante mi viaje. En estos momentos difíciles no pretendía ofender ni faltar el respeto a nadie. Me arrepiento profundamente de mis actos y acepto las consecuencias. Joaquín de Bélgica", dice la nota. 

- Victoria Ortiz, la española que podría entrar en la Familia Real belga

joaquin1-getty2VER GALERÍA

Todos los asistentes que acudieron a la fiesta han sido puestos en cuarentena y la Policía Nacional ha abierto una investigación ante una presunta vulneración de las normas de la desescalada. El encuentro se produjo en un domicilio particular  el pasado martes y congregó a una treintena de personas a las que el servicio de vigilancia epidemiológica de la Junta de Andalucía está haciendo un segumiento. La subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzueula, expresó su "profundo malestar e indignación por conductas irresposables que ponen en riesgo todo lo conseguido de manera ejemplar por la sociedad cordobesa". 

La Casa Real belga informó que el príncipe Joaquín se desplazó a España el pasado 24 de mayo justificando su viaje por motivos de trabajo ya que iba a hacer unas prácticas laborales en nuestro país. Pero el sobrino del monarca belga, que ostenta el título de archiduque de Austria-este, tiene otro vínculo con la ciudad andaluz: su relación con la cordobesa Victoria Ortiz, cuyo romance fue confirmado por la revista ¡HOLA! en noviembre de 2017. A pesar de haberse contagiado, Joaquín de Bélgica tiene síntomas leves y su estado de salud "no es preocupante", según fuentes de Palacio. 

La historia de amor entre Joaquín y Victoria surgió en 2014 cuando la joven, licenciada en Derecho, cursó una beca en la sede de Bruselas del Parlamento Europeo. Ambos han mantenido una relación muy discreta de la que apenas hay testimonio gráfico. El año pasado, unas imágenes de la pareja durante unas vacaciones en Botsuana, sirvieron para confirmar que su romance continuaba. Victoria procede de una familia muy conocida y con mucha historia en la ciudad de Córdoba. Hija de María Victoria Martínez-Sagrera  y Antonio Ortiz, que se dedican a la cría ecológica de vacas retinta en una finca de de 900 hectáreas en Villafranca de Córdoba. Fue en este lugar a orillas del Guadalquivir en el que Victoria desarrolló su pasión por los caballos, llegando incluso a competir en concursos de saltos. 

Haz click para ver el documental de Matilde de Bélgica, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Más sobre

Read more