El siempre polémico príncipe Laurent, hermano pequeño del Rey de los belgas, ha vuelto a ocasionar una gran conmoción en Bélgica a raíz de una entrevista concedida al periódico La Dernière Heure en la que revela dos aspectos de su vida hasta ahora desconocidos. Por un lado su fascinación por la lengua árabe y, por otro, su que habla con los muertos, don que según sus palabras habría adquirido tras sufrir un coma inducido el año pasado.

laurent-belgica-1VER GALERÍA

El Príncipe afirma en la entrevista que en su tiempo libre se dedica de forma entusiasta al estudio del árabe. Para ello cuenta con un profesor privado. Además para el benjamín de los reyes Alberto y Paola es importante que sus tres hijos también dominen este idioma, por lo que también reciben semanalmente clases de una profesora nativa. "El árabe es una lengua extremadamente bella y, además, da acceso a una cultura fascinante. Mis hijos ya conocen el alfabeto, y a mi mujer le parece fantástico también", afirma el Príncipe en la entrevista al diario francófono.

El Príncipe afirma además que desde sufriera una grave neumonía el pasado abril -que le llevó a ser sometido a un coma inducido- habla cada día con sus "antepasados espirituales". "La muerte me fascina. Estoy convencido de que cuando muera me reuniré con mis seres queridos. De hecho cada día hablo con dos difuntos a los que quiero mucho", según la declaraciones del príncipe Laurent.

Desvela también que aún sufre las consecuencias del coma al que fue inducido. "La semana pasada tuve que ingresar en el hospital, pero en esta ocasión por otras razones. Tuve un ataque de lumbago, lo que me impidió estar en la misa de recuerdo a mis familiares", apunta el Príncipe.

Más sobre

Read more