Teen apologizes to Prince Harry for cuddling Meghan Markle at his school assembly

Meghan Markle hace desgarradora confesión al revelar que perdió un bebé el verano pasado

En una carta abierta publicada en el New York Times, la Duquesa de Sussex habló abiertamente de este doloroso episodio, el cual ocurrió en julio

Meghan Markle ha revelado que sufrió un aborto en julio de este año. A través de un artículo titulado Las pérdidas que compartimos (The looses we share), publicada en el New York Times, la Duquesa de Sussex compartió que perdió a su segundo hijo con el príncipe Harry. La pareja le dio la bienvenida a su primer hijo, Archie, en mayo de 2019. El conmovedor texto inicia así: “Era una mañana de julio que comenzaba ordinariamente como cualquier otro día: hice el desayuno. Alimenté a los perros. Tomé mis vitaminas. Encontré ese calcetín perdido. Levanté ese crayón rojo que estaba debajo de la mesa. Recogí mi cabello en una coleta antes de levantar a mi hijo de su cuna”.

Prince Harry and Meghan Markle©GettyImages
Meghan y Harry con el pequeño Archie, de un año

“Luego de cambiar su pañal, sentí un calambre agudo. Me tiré al piso con mi hijo en mis brazos, empecé a cantar una canción de cuna que nos mantuviera los dos en calma, el tono de la canción contrastaba con el sentimiento de que algo no estaba bien”, continúa Meghan con su relato de aquel devastador día. “Sabía que, mientras sostenía a mi primer hijo, estaba perdiendo al segundo”. La esposa de Harry, de 39 años, seguía con sus palabras: “Horas después, estaba recostada en la cama de un hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la sudoración de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos”.

“Recordé un momento el año pasado, cuando Harry y yo estábamos terminando un largo tour por Sudáfrica. Yo estaba exhausta. Estaba amantando a nuestro pequeño hijo y estaba tratando de mantener una postura firme frente al ojo público”.

“’¿Estás bien?’ me preguntó un periodista. Le respondí honestamente, sin saber que lo que había dicho resonaría entre tantas mamás primerizas y las que ya tenían experiencia, y en todo aquel que estuviera sufriendo en silencio a su propia manera. Mi respuesta improvisada pareció dar permiso a la gente para decir su verdad. Pero no fue responder honestamente lo que más me ayudó, fue la pregunta en sí”, indicó Meghan. “’Gracias por preguntar’, le dije. ‘No mucha gente me ha preguntado si estoy bien’”.


“Sentada en una cama de hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras él trataba de juntar las piezas del mío, me di cuenta de que la única manera de empezar a sanar era primero preguntando, ‘¿estás bien?’”. Al igual que Meghan Markle, otras mujeres de la realeza se han enfrentado a este duro episodio en sus vidas. Zara Tindall, nieta de la reina Isabel, sufrió dos abortos antes de poder tener a su segundo hijo. En tanto, la Condesa de Wessex perdió a su primer bebé en diciembre de 2001 cuando fue llevada de emergencia al hospital, luego de padecer un embarazo ectópico, lo cual ponía su vida en un grave riesgo.

Un portavoz del Palacio de Buckingham se pronunció sobre la experiencia de Meghan y la pérdida de su bebe y dijo: “Es un asunto profundamente personal del cual no comentaremos”. Una fuente indicó que hay una “tristeza comprensible” en la Familia Real debido a la pérdida de la Duquesa.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.